Publicidad
Jue Jul 27 2017
25ºC
Actualizado 11:57 am

Cambiemos nuestra historia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-30 05:00:00

Cambiemos nuestra historia

Hay un proyecto que busca quitarle el Canal de Panamá al Escudo de Colombia. Los colombianos nos dejamos quitar el célebre istmo y luego, en forma sentimental, lo conservamos en nuestra efigie patria.
Cambiemos nuestra historia

Es preocupante, porque Colombia surgió después de la independencia conformada por la Nueva Granada, Venezuela y Ecuador. Luego de la dictadura de Bolívar se desmorono el país y cada región siguió por su lado. En buen romance, perdimos dos territorios.

Ahora, en el siglo XXI estamos enfrentados a Nicaragua porque este país pretende arrebatarnos las islas de San Andrés y Providencia. Curiosamente, no vemos ninguna manifestación nacionalista en nuestro país que luche por defender ese  bello departamento. Cualquier otro país del mundo ya tendría marejadas humanas en las principales capitales respaldando la isla como territorio nacional. Nosotros nos preocupamos más por los problemas de Irak, Bolivia y Venezuela, que por las inquietantes amenazas a nuestra unidad territorial.

Y pretenden cambiar el Canal de Panamá por las islas de San Andrés y Providencia. Son ilusiones. Al llegar el viajero colombiano a Panamá, siente la sensación de encontrarse en territorio patrio. Pareciera que en los más de cien años que han transcurrido desde la separación no hubiera habido muchos cambios. Es bueno recordar cómo un famoso escritor colombiano del siglo XIX, José María Samper, describe en forma maravillosa en su obra Historia de Un Alma, la gran emoción que sintió cuando regresa a Colombia y observa desde el barco un faro en Panamá. Sintió que llegaba a su patria.

De un departamento consentido por los colombianos, ya que el primer ferrocarril de nuestro país se construyó en el istmo, armaron los norteamericanos un país cuya única función era mantener el Canal. Hoy viven de él  y en un territorio ocupado por tres millones de personas han formado un paraíso fiscal.

Ya tienen otra historia, pero los recuerdos no se olvidan. Estas reflexiones  conducen a pensar que lo importante no sería quitar el canal del escudo y cambiarlo por las controvertidas islas, sino alimentar algo de nacionalismo en nuestra patria para defender el viejo territorio. Ojala no nos ocurra que dentro de un siglo suspiremos porque tenemos en el escudo a San Andrés y Providencia, pero que estas islas lleguen a pertenecer a otro país.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad