No respiro si no es por ti | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-31 05:00:00

No respiro si no es por ti

Puede ser que usted no dependa de fármacos, pero puede estar sufriendo de dependencia a su pareja.
No respiro si no es por ti

Emitir frases como ‘Sólo respiro por ti’ o ‘si tú no estás, me muero’, muchas veces pueden ser sólo palabras que se las lleva el viento.

Pero algunas personas sí las toman en serio y llegan a suprimir de su vida todo para entregarse de lleno a su pareja, incluso aferrándose a ella ante las adversidades.

Una de esas situaciones se ve cuando las cosas ya no están marchando bien, pero usted se empeña en sacarlas a flote porque ‘respira’ por esa persona.
¿Qué lo lleva a usted a ser dependiente de su pareja?
¿Hasta qué punto se entiende la independencia y los espacios?

Conozca las miradas de los expertos sobre un tema que involucra a más de una pareja en el mundo.

Recuerde que usted y su pareja no son siameses, por lo tanto, no se ría cuando los otros a su alrededor se lo dicen en medio de la broma.

test

1. ¿Amigos? ¿Quiénes? ¿Dónde? ¿Cuándo? Quizá usted haya olvidado que ellos existen.
2. ¿Los gustos de mi pareja son los míos? ¿Cómo tener otros diferentes a los de él o ella si no va a estar con nosotros?
3. ¿Le reclama a su pareja falta de tiempo cuando no está con usted una tarde?
4. ¿No puede salir solo(a) pues su estado es de completo aburrimiento?
5. ¿Le pregunta a su pareja constantemente cómo debe actuar, pues sólo confía en su criterio para saber si las cosas están saliendo bien?
6. ¿No tiene iniciativas personales?
7. ¿No es capaz de tomar una decisión inmediata, incluso si sabe antemano que le favorece? ¿Prefiere postergarla hasta que pueda hablar con su pareja y aceptar lo que ella le dice?

 

8. ¿Ha sacrificado grandes oportunidades porque en ellas no hay espacio para su pareja? ¿Ahora subestima sus cualidades y capacidades?
9. ¿Todos sus problemas han recaído en su pareja, y es en ella en quien cree para salir de ellos?
10. ¿Cuándo la relación ha estado en crisis, usted ha dejado de comer y de dormir, se ha sentido sin fuerzas para seguir y derrotado? ¿Su única medicina es su pareja?

LA VOZ DEL EXPERTO
Claudia Alexandra Gómez / Psicóloga

“Las simbiosis (uno no puede vivir sin el otro)  y las dependencias ocasionan graves inconveniencias. Es necesario permitir que cada uno tenga momentos de intimidad para sí solo; al igual en materia de gustos es importante mantener la individualidad y permitir la posibilidad de compartirlos equitativamente, lo cual los unirá logrando mayor conocimiento y comprensión hacia la pareja. Todo esto con base en el respeto y el amor que los unió y sin olvidar valorar significativamente lo que cada uno aporta a su relación”.

No asfixie a su pareja

  • Mantenga su identidad por encima de la relación.
  • No piense que su pareja es imprescindible. Aprenda a actuar también sin ella.
  • No reclame por detalles, su pareja se puede sentir insatisfecha con la relación.
  • No se obsesione por el otro, actúe para agradarse a usted mismo y no al otro.
  • No ate el amor. Genere espacios.
  • Piense en el otro pero ante todo en usted.
  • Reconózcase a usted mismo, acéptese y así sentirá que no vive a partir del otro sino que por el contrario comparten experiencias de vida.
  • Respete los espacios, confíe en usted mismo y en el otro.
  • No deje de lado todo aquello que a usted lo define, sólo por complacer al otro.

preguntas y respuestas
Margit Virag / Psicóloga experta en dependencia emocional

¿Cuáles pueden ser las causas que lleven a una persona a ser dependiente de su pareja?
La dependencia emocional se debe a un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de manera desadaptativa con otras personas. De esta forma, las causas que conllevan a la dependencia están asociadas a la percepción que tiene el sujeto de ser menos que el otro y creer que sólo puede superar su “minusvalía” –existente únicamente en su imaginario- con la presencia del otro.
Esto está asociado a baja autoestima, subordinación, desarrollo de relaciones interpersonales destructivas, temor al abandono, o falta de límites.

¿Cómo autoevaluarnos y saber si estamos volviéndonos dependientes de esa persona?
Existen algunas características que presentan las personas con rasgos dependientes, como la constante necesidad de aprobación o “caer bien”, incluso ante desconocidos, disponer continuamente de la presencia del otro, llamarlo con frecuencia y hacer que renuncie a su vida privada para estar más tiempo juntos.
En el momento en que se empieza a necesitar al otro se está hablando de dependencia emocional, cuando la ausencia de la pareja genera ansiedad y angustia, ya que la búsqueda de una pareja debe estar relacionada con un estado de satisfacción y no debe generar molestias que afecten nuestra conducta.

¿Qué tipo de personalidad tienen estos dependientes?
Estas personas evidencian un anhelo de tener pareja  tan grande, que se ilusionan y fantasean enormemente al comienzo de una relación o con la simple aparición de una persona interesante.

Generalmente adoptan posiciones subordinadas en las relaciones. Son personas que se entregan exageradamente en una relación con la única condición de esperar siempre algo  por su terrible anhelo de mantener la relación.

La ruptura les supone un auténtico trauma, pero sus deseos de tener una relación son tan grandes que una vez han comenzado a recuperarse buscan otra con el mismo ímpetu. Suelen tener una prolongada historia de rupturas y nuevos intentos. Poseen una autoestima muy pobre, estos sujetos no se quieren porque durante su vida no han sido queridos ni valorados por sus personas significativas, sin dejar por este motivo de estar vinculados a ellas.

¿Cómo empezar a trabajar sobre la dependencia?
Cada caso es particular, sin embargo, siempre es recomendable buscar ayuda profesional que le permita a la persona descubrir, reconocerse como un ser con virtudes, que puede desarrollarse satisfactoriamente sin la necesidad de otra persona.

Cómo oxigenar la relación

  • No busque que su pareja termine pronunciando la famosa frase “necesitamos un tiempo”.
  • Las relaciones se vuelven tóxicas cuando usted hace de su pareja su único objetivo de vida.
  • Es importante que usted oxigene la relación; logre que su pareja lo extrañe.

¿Cómo?

 

  • Mantenga su identidad por encima de la relación.
  • No piense que su pareja es imprescindible. Aprenda a actuar también sin ella.
  • No reclame por detalles, su pareja se puede sentir insatisfecha con la relación.
  • No se obsesione por el otro, actúe para agradarse a usted mismo y no al otro.
  • No ate el amor. Genere espacios.
  • Piense en el otro pero ante todo en usted.
  • Reconózcase a usted mismo, acéptese y así sentirá que no vive a partir del otro sino que por el contrario comparten experiencias de vida.
  • Respete los espacios, confíe en usted mismo y en el otro.
  • No deje de lado todo aquello que a usted lo define, sólo por complacer al otro.

preguntas y respuestas
Margit Virag / Psicóloga experta en dependencia emocional

¿Cuáles pueden ser las causas que lleven a una persona a ser dependiente de su pareja?
La dependencia emocional se debe a un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de manera desadaptativa con otras personas. De esta forma, las causas que conllevan a la dependencia están asociadas a la percepción que tiene el sujeto de ser menos que el otro y creer que sólo puede superar su “minusvalía” –existente únicamente en su imaginario- con la presencia del otro.
Esto está asociado a baja autoestima, subordinación, desarrollo de relaciones interpersonales destructivas, temor al abandono, o falta de límites.

¿Cómo autoevaluarnos y saber si estamos volviéndonos dependientes de esa persona?
Existen algunas características que presentan las personas con rasgos dependientes, como la constante necesidad de aprobación o “caer bien”, incluso ante desconocidos, disponer continuamente de la presencia del otro, llamarlo con frecuencia y hacer que renuncie a su vida privada para estar más tiempo juntos.
En el momento en que se empieza a necesitar al otro se está hablando de dependencia emocional, cuando la ausencia de la pareja genera ansiedad y angustia, ya que la búsqueda de una pareja debe estar relacionada con un estado de satisfacción y no debe generar molestias que afecten nuestra conducta.

¿Qué tipo de personalidad tienen estos dependientes?
Estas personas evidencian un anhelo de tener pareja  tan grande, que se ilusionan y fantasean enormemente al comienzo de una relación o con la simple aparición de una persona interesante.

Generalmente adoptan posiciones subordinadas en las relaciones. Son personas que se entregan exageradamente en una relación con la única condición de esperar siempre algo  por su terrible anhelo de mantener la relación.

La ruptura les supone un auténtico trauma, pero sus deseos de tener una relación son tan grandes que una vez han comenzado a recuperarse buscan otra con el mismo ímpetu. Suelen tener una prolongada historia de rupturas y nuevos intentos. Poseen una autoestima muy pobre, estos sujetos no se quieren porque durante su vida no han sido queridos ni valorados por sus personas significativas, sin dejar por este motivo de estar vinculados a ellas.

¿Cómo empezar a trabajar sobre la dependencia?
Cada caso es particular, sin embargo, siempre es recomendable buscar ayuda profesional que le permita a la persona descubrir, reconocerse como un ser con virtudes, que puede desarrollarse satisfactoriamente sin la necesidad de otra persona.

Cómo oxigenar la relación

  • No busque que su pareja termine pronunciando la famosa frase “necesitamos un tiempo”.
  • Las relaciones se vuelven tóxicas cuando usted hace de su pareja su único objetivo de vida.
  • Es importante que usted oxigene la relación; logre que su pareja lo extrañe.

¿Cómo?

1. No se convierta en la sombra del otro y menos en su estampa. Eso llevará a perder todo el interés, porque incluso se comportarán iguales.
2. Lo mejor es seguir sorprendiendo a su pareja todo el tiempo. Comparta saberes, experiencias, pasatiempos, etc.
3. Mantenga su personalidad. Ser complemento no es parecerse a la otra persona.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad