¿Capitalismo saludable? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-31 05:00:00

¿Capitalismo saludable?

Cuenta la historia que en las antiguas minas de carbón, en la medida que se iba haciendo más hondo el socavón, enviaban a la profundidad canarios.
¿Capitalismo saludable?

Si éstos regresaban sanos quería decir que la atmósfera a ese nivel aún era adecuada para trabajar y por lo tanto era seguro enviar mineros a continuar sus labores; caso contrario sucedía si el canario regresaba con síntomas de asfixia o muerto, lo que representaba que las condiciones ya no permitían trabajar más y por lo tanto esa riqueza minera ya no podía ser explotada.

Esta historia refleja lo que ha sucedido con la reciente crisis económica mundial; la atmósfera para la innovación, creatividad e iniciativa privada, propias del capitalismo, dejó de ser viable y se asfixió por falta de una regulación que fuera acompasada con la “creatividad” de los novedosos instrumentos financieros. Pero más importante aún, el sistema se ahogó por una total desidia hacia un elemento vital para la supervivencia del capitalismo: los valores. Por tanto según Tony Blair -antiguo primer ministro inglés y panelista del foro económico mundial que actualmente se realiza en Davos- el nuevo mundo económico y globalizado aprendió una vieja lección: los valores importan.

Según Indra Nooyi, Presidente de Pepscicola y asistente también a este panel de Davos, tres elementos se hacen necesarios en la creación de excedentes de riqueza, motor del desarrollo: competencia; leyes y regulación y, ética y valores. En la medida en que uno de los elementos se empiece a desbalancear, la “atmósfera” de un capitalismo justo se irá enrareciendo.

¿Cuál debe ser la medida de valores adecuada para propiciar unas condiciones que permitan el avance para la sociedad del bien común justo y equitativo? Gandhi tenía un test para diagnosticar los siete pecados sociales que bien sirven para medir la atmósfera del capitalismo; consideraba que las cosas se tornarían turbias si en la atmósfera se presentaba: 1) Política sin principios, 2) Riqueza sin trabajo, 3) Comercio sin moralidad, 4) Placer sin conciencia, 5) Educación sin carácter, 6) Ciencia sin humanidad, 7) Adoración sin sacrificio. Que en Davos se estén haciendo estos cuestionamientos no deja de ser esperanzador ya que si de estas crisis salimos cambiados y conscientes de la necesidad de ponerle valores como fundamento al capitalismo, estaremos más cerca de crear atmósferas donde no solo vivan los canarios sino todos los ciudadanos en justicia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad