La juventud | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
23ºC
Actualizado 11:52 am

La juventud | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-31 05:00:00

La juventud

Su nombre viene del latín “inventus”. Edad que empieza en la pubertad y se extiende a los comienzos de la edad adulta. Comprende el estado de la persona joven, de la adolescencia, de la mocedad, de la lozanía.
La juventud

Todos los grandes pensadores han sentenciado sobre la juventud. Comencemos por César Cantú, historiador italiano, autor de la famosa “Historia Universal”, quien opinó con soberbia: “peste y plaga de la patria es la juventud ociosa, petulante, que alterna entre el café, la mesa y el teatro; que lee por ocio; que venera y desprecia por moda y adopta la opinión del periódico que lee”. Pero ahora sigamos con Disraeli, agudo escritor y gran estadista inglés: “Los jóvenes de una Nación son los depositarios de la posteridad”.

Sigamos con el gran Goethe, literato alemán y uno de los más grandes genios de su época, autor del célebre “Doctor Fausto”, “La juventud quiere mejor ser estimulada que instruida”. El turno es para el gran escritor francés La Rochefoucauld: “La juventud es una embriaguez continua, es la fiebre de la razón”. Llamemos al gran Emperador de Francia, Napoleón: “Toda hora perdida en la juventud es una probabilidad de desgracia para el porvenir”. Terminemos estas citas con Oscar Wilde, poeta, novelista y dramaturgo inglés: “Nada hay como la juventud. Los hombres maduros están hipotecados a la vida. Los viejos yacen arrinconados en el desván de la vida, pero la juventud es la señora de la vida. La juventud tiene aguardándola un reino. Todo hombre nace rey, y la mayor parte mueren en el destierro, como muchos reyes”.

Nuestra Constitución es una de las más generosas del mundo. Todo son libertades. “Toda persona es libre. Nadie puede ser molestado en su persona y familia, ni reducido a prisión o arresto, ni detenido, ni su domicilio registrado, sino en virtud de mandamiento escrito de autoridad judicial competente, con las formalidades legales y por motivo previamente definido en la ley...”.

Este primer inciso del Art. 28, es una de las disposiciones más amplias del mundo.
Con frecuencia se viola, porque en muchos casos no se tiene en cuenta el inciso tercero del Art. 29, que manda: “En materia penal, la ley permisiva o favorable, aun cuando sea posterior, se aplicará de preferencia a la restrictiva o desfavorable”. Pero sigamos con esta terminante declaración, que en muchas ocasiones no se cumple: “Todas las personas se presumen inocentes mientras no se les haya declarado judicialmente culpables...”.

El Art. 30 debe tenerse muy presente por todas las personas determinadas, y dice: “Quien estuviere privado de su libertad y creyere estarlo ilegalmente, tiene derecho a invocar ante cualquier autoridad judicial, en todo tiempo, por sí o por interpuesta persona, el Habeas Corpus, el cual debe resolverse en el término de treinta y seis horas”.

Este artículo terminante se olvida con frecuencia, como se comprueba en los periódicos y noticieros nacionales y extranjeros.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad