Por ahí no es la cosa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-31 05:00:00

Por ahí no es la cosa

Fue presentado al Congreso el proyecto para crear el Departamento de Barrancabermeja. Regreso a 1910, cien años atrás, cuando las dificultades de comunicación, por caminos de herradura, hicieron pensar que era procedente crear el departamento de Norte de Santander.
Por ahí no es la cosa

El presidente Aquileo Parra (Estado Soberano), necesitó tres días y buena mula para viajar desde el Socorro a Cúcuta cuando aconteció el terremoto. Fueron otros tiempos, modificados por las carreteras. He leído un escrito del Dr. Emilio Pradilla, quien, pocos años después de la división, lamentaba que los resultados previstos no se dieron y que los dos departamentos quedaron en incompletez.

La cuestión es al contrario: Debemos organizar las regiones, creadas en la Constitución del 91, que podrían tener el esquema de los Estados Soberanos, agregando o separando lo que convenga, una vez oídos los pobladores. La Carta previó rentas nacionales para las regiones, pues la cuestión es con dinero, como dice la olvidada canción. El halago de regalías para un territorio fue modificado por el Fondo Nacional de Regalías, dado que, antes, era renta de cada uno la participación en la producción petrolera.

Me ligan a Barrancabermeja muchos vínculos y basta decir que en sus viejos cementerios fueron sepultados mi abuelo materno y tres tíos, pues él, Honorato Gómez Acevedo, fue el último Inspector de Policía hasta la erección municipal. Que no son razones para opinar acerca del tema; me centro en la conveniencia pública, dado que dividir más el territorio es ir a contramano de la necesidad que tenemos de dar andadura a las regiones y dentro de ellas a las provincias, para que la periferia no continúe en decadencia. Las provincias no pueden ser simplemente honorarias, sino entidades vivas, formadas por agrupaciones municipales racionales, provistas de rentas públicas y atribuciones legales suficientes. Barrancabermeja es zona que necesita erección provincial, dentro de la región del gran Santander, si la expresión es de buena catadura.

Es cierto que existen la distribución territorial militar y la jurisdicción eclesiástica, que no coinciden con la región, pero sus finalidades corresponden a otras necesidades. La administración pública requiere comarcas amplias, fuertes y consentidas por los habitantes, para que reciban la asignación presupuestal pertinente, dentro de los objetivos normales de centralización política y descentralización administrativa, buena fórmula, muy amplia y adecuada para manejar útilmente la gobernanza, dentro de la necesaria unidad nacional.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad