Publicidad
Publicidad
Vie Sep 30 2016
20ºC
Actualizado 08:14 am

La vida de Verónica se enredó en la puerta de un bus | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-06-23 11:09:13

La vida de Verónica se enredó en la puerta de un bus

Verónica Serrano Serrano llegó a Bucaramanga desde hace cuatro meses, cuando decidió dejar a sus padres en la vereda El Banco, municipio de Pueblo Nuevo, en Norte de Santander, y buscar suerte en la capital santandereana para ayudar a su familia. Aquí obtuvo trabajo en una casa de familia en el barrio El Diamante, a donde precisamente se dirigía cuando se accidentó.
La vida de Verónica se enredó en la puerta de un bus

Envió un mercado a su casa

El s√°bado en la ma√Īana, la joven de 23 a√Īos sali√≥ de su casa y fue hasta el parque El Centenario a enviar un mercado a su familia.

Fue en el camino de regreso a su casa, cuando al bajarse del bus sufrió el accidente.

Al parecer y seg√ļn las primeras investigaciones de las autoridades, la joven hizo la parada del bus e intent√≥ bajarse de este cuando a√ļn estaba en movimiento. Pero se enred√≥ y cay√≥ a la v√≠a recibiendo fuertes golpes.

La v√≠ctima alcanz√≥ a ser llevada en un taxi hasta el hospital de Floridablanca y de all√≠ la remitieron a la cl√≠nica Ardila L√ľlle por la gravedad de sus heridas. Pero falleci√≥ cuando era intervenida. La familia con quien trabajaba, que era su √ļnica allegada en esta ciudad, fue quien recibi√≥ el llamado de las autoridades y dio aviso a su familia. Por eso s√≥lo hasta ayer en la tarde, su cuerpo pudo ser reclamado en el Instituto de Medicina Legal de Bucaramanga.

Ser√° llevada a su tierra

Ayer en la tarde el cuerpo de Ver√≥nica fue llevado a la funeraria San Salvador, en donde ser√° velado por algunos de sus familiares hasta hoy en la ma√Īana, cuando va a ser trasladado a Norte de Santander.

Seg√ļn afirm√≥ su padre, all√≠ su madre y sus dem√°s familiares esperan el cuerpo de la joven para despedirlo.

Abel Serrano no sabe c√≥mo fue el accidente ni qui√©n tuvo la culpa. Sentado junto al caj√≥n de su hija, el cual estaba acompa√Īado por dos ramos de flores, asegur√≥ que poco le interesa volver a la ciudad a saber sobre la investigaci√≥n que se va a adelantar para determinar las causas del accidente. No conoce la ciudad, tendr√≠a que viajar nueve horas y a√ļn as√≠, ya nada le va a devolver a la menor de sus seis hijos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad