Tarifas de energía, otro dolor de cabeza | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
S√°b Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Tarifas de energía, otro dolor de cabeza | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-01 05:00:00

Tarifas de energía, otro dolor de cabeza

Contrario a todos los pron√≥sticos, los servicios p√ļblicos esenciales deben mantenerse estables para facilitar el desarrollo de la productividad; pero en Colombia, los reajustes en los productos b√°sicos son el pan de cada d√≠a y el dolor de cabeza de los usuarios, especialmente en las tarifas de la energ√≠a el√©ctrica.
Tarifas de energía, otro dolor de cabeza

La producción de energía en nuestro país es barata si se compara con otros países del mundo, e incluso de Latinoamérica, gracias a que disponemos de abundantes fuentes hídricas, mejoradas por las épocas invernales, lo cual nos ha permitido mantener llenos los embalses.

Resulta inconcebible e injusto el reajuste por encima del IPC en las tarifas de la energía que comenzaremos a pagar en las facturas de mayo, autorizadas por el Gobierno Nacional por presión de las empresas generadoras, como si no tuviéramos suficiente con los altos costos de la menguada canasta familiar.

Sin embargo, estas tarifas que el a√Īo pasado aumentaron en un 18%, podr√≠an alcanzar en el 2009 un 30% m√°s, justificado por las compa√Ī√≠as generadoras por la ampliaci√≥n de sus programas de ensanche, la construcci√≥n de nuevas hidroel√©ctricas y el montaje de termoel√©ctricas, lo cual enrarecer√° a√ļn m√°s el panorama econ√≥mico colombiano. De ser esto as√≠, ¬Ņa d√≥nde llegaremos? Con raz√≥n algunos gremios como la ANDI han puesto el grito en el cielo, advirtiendo que el mercado no regulado (industrias) no est√° en capacidad de aceptar los incrementos que proponen los generadores de electricidad.

Ante la crisis financiera mundial, sus consecuencias en Colombia y la situación proyectada de nuestros vecinos como secuela de los menores precios del petróleo y un dólar caro, es casi seguro una baja de nuestros productos exportables. En estas circunstancias, si pretendemos mejorar nuestra productividad, debe trabajarse en función de la competitividad, cuyo principal eslabón es la energía.

Los reajustes en las tarifas de la energía, amén de la cascada de alzas que se han generado en los productos populares, constituyen el más duro golpe para el sector más necesitado de la sociedad, que ve desbordada su capacidad de pago.

Ni los generadores ni los comercializadores de energ√≠a tienen raz√≥n en los reajustes tarifarios, pues en el √ļltimo a√Īo, los niveles de las represas han sido altos y por la situaci√≥n at√≠pica del clima, que se unir√° este a√Īo a la primera √©poca invernal, no se prev√© que exista la posibilidad de una crisis energ√©tica como las ocurridas en el pasado.

Los costos de generación, dependen de la competencia y de la capacidad de producir más energía. No obstante, a pesar de los nuevos proyectos en marcha que deberían presionar a la baja el costo de producción kilovatio, no hay perspectivas en el horizonte que representen un alivio para los consumidores y el gobierno se hace el de la vista gorda.

Nota al margen: De acuerdo con la publicación del diario El Colombiano, el Presidente Uribe no irá más. Esta decisión es sana, fortifica y ratifica la democracia colombiana. ¡Patos al agua…!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad