La nacionalización de la banca | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-01 05:00:00

La nacionalización de la banca

Cuando Stiglitz comparó los efectos que sobre el sistema capitalista tendría la caída de Wall Street con el impacto que tuvo para el comunismo la caída del muro de Berlín, muchos pudieron pensar que se trataba de una exageración retórica. Pero la evolución de la crisis financiera mundial ha demostrado que la comparación era acertada.
La nacionalización de la banca

¬ŅQui√©n hubiera imaginado hace unos meses que los grandes bancos internacionales, s√≠mbolos y paradigmas de la globalizaci√≥n y el capitalismo mundial, pudieran ser nacionalizados y dejaran de ser empresas privadas para convertirse en bancos estatales? Tal vez ni siquiera Lenin so√Ī√≥ con esa posibilidad, pero est√° a punto de volverse realidad pero no como resultado de una revoluci√≥n socialista, sino como consecuencia de los malos manejos y los excesos de un mercado funcionando a su libre arbitrio y sin la regulaci√≥n y los controles suficientes por parte del Estado.

En efecto, en Inglaterra el Estado ya nacionaliz√≥ dos bancos medianos y es el accionista mayoritario de dos de los m√°s grandes (el Royal Bank of Scotland ¬ĖRBS- y el Lloyds), con una alta probabilidad de legar a ser el due√Īo √ļnico. Lo mismo tuvo que hacer el gobierno de Holanda con la principal entidad financiera de ese pa√≠s (ABN-Amro) y hasta en Alemania el gobierno conservador va a tener que recurrir a estas medidas contrarias a su ideolog√≠a. En Estados Unidos la palabra ¬ďnacionalizaci√≥n¬Ē es una herej√≠a, pero cada vez son m√°s las voces de quienes opinan que es la √ļnica soluci√≥n para la supervivencia de nada menos que el Citigroup o el Bank of Am√©rica.

Por supuesto que en ninguno de estos casos se trata de una expropiación, ni de una intervención abusiva del Estado en contra de la propiedad privada. La realidad es que los accionistas privados de estos bancos ya perdieron el capital que habían invertido, es decir que ya fueron expropiados pero por los administradores que incurrieron en gigantescas pérdidas a la vez que se decretaban multimillonarios bonos y salarios.

El valor de mercado del Citigroup es hoy de solo 20 mil millones de d√≥lares, cuando hace un a√Īo era de 258 mil millones, es decir que ha perdido un 93% de su valor. Bank of Am√©rica ¬ďsolo¬Ē ha perdido un 77% al pasar de 240 a 53 mil millones de d√≥lares, mientras que el RBS pas√≥ de 120 a menos de 5 mil millones de d√≥lares para una p√©rdida del 96%; como el fen√≥meno es universal, en Alemania el Deutsche Bank perdi√≥ 66 mil millones de d√≥lares, es decir el 86% de su valor. A estos precios de mercado, los gobiernos pueden comprar la totalidad de las acciones de los bancos con mucha menos plata de la que est√°n destinando a los planes de rescate que hasta ahora no han funcionado.

Frente a tama√Īas p√©rdidas, la nacionalizaci√≥n es la √ļnica alternativa posible desde el punto de vista √©tico y pol√≠tico. El Estado debe salir al rescate de los bancos, no de sus accionistas quienes ya perdieron su capital. Las propuestas de comprarle a los bancos los ¬ďactivos t√≥xicos¬Ē no funciona si la compra se hace a precios de mercado, pues los bancos seguir√≠an con las mismas p√©rdidas. Y si se hace a un precio m√°s alto ser√≠a un subsidio injustificado para los accionistas.

El Estado se ve forzado a intervenir para salvar a estos bancos porque se han vuelto indispensables para el funcionamiento del aparato productivo. Pero la ruptura del sistema capitalista no se da con las nacionalizaciones, sino desde mucho antes con la destrucci√≥n de la competencia que es un elemento esencial para el funcionamiento del mercado. La lecci√≥n para el futuro es que no deber√≠an existir entidades que sean ¬ďdemasiado grandes para quebrarse¬Ē, porque para la supervivencia del capitalismo son m√°s peligrosos los monopolios y los oligopolios que la intervenci√≥n del Estado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad