Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

Mi papá siempre tiene la razón | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-02 05:00:00

Mi papá siempre tiene la razón

Mi papá siempre tiene la razón

No puedo entender porqué mi padre piensa que siempre tiene la razón. No quiero pasar de impertinente al explicar esta situación pero me fastidia saber que quien me dio la vida se siente un ser perfecto y sin equivocación.

No sé cómo hablarle para que entienda lo errado que vive. Sería bueno que nos escuchara y respetara lo que opinamos, Solo escucha y respeta a mis abuelos, quienes incluso lo regañan como si fuera un muchacho.

Yo estoy terminando el bachillerato, soy hijo único. Mi madre ha sufrido mucho porque no puede opinar. Mi papá la calla feo ante los demás desautorizándola y humillándola,  diciéndole que es una bruta, que cierre la boca.

¿De qué manera puedo intervenir y ayudar en  el problema que le planteo?

RESPUESTA

Querido joven: Resulta exagerado pensar que los padres de familia siempre tienen la razón. Ellos se deben convertir en maestros de vida, en facilitadores del camino existencial de los hijos, sabiéndolos escuchar, comprender, valorar y respetar.

Su papá no ha podido entender ni reconocer que los demás merecen respeto. Él viene asumiendo una posición mezquina, egoísta y con falta de criterio, coartando y minusvalorando la opinión de todo aquel que se aparte de sus ideas, conceptos, pensamientos o posiciones.

Hable con sus abuelos y propicie una reunión en la que puedan expresar sus inquietudes, buscando por encima de todo,  compromisos serios, confiables y realizables. No desfallezca en este propósito y en caso extremo busque ayuda profesional.

REFLEXION

Papá y mamá: Tanto el uno como el otro jamás pretenda creer que “siempre” posee la verdad. Con sinceridad acepte que aprende no solo del poderoso sino ante todo “del humilde”, lo cual implica conducirse con rectitud de intención, respetando y valorando a las personas sin permitir criticar, herir o humillar.

Asuma una percepción e interpretación objetiva, equilibrada, concreta, sin exceder los límites de su conocimiento y aceptando sin lugar a dudas que al margen de lo que piensa, ¡los demás pueden tener la razón! Escuche con atención y sin interrumpir a quien habla para comprender y valorar su posición.

Deje que su alma se llene de gozo y paz interior al tratar a los demás como le gustaría que lo hicieran con usted. Es hora de aceptación, perdón y reconciliación. Aprenda la lección y manos a la obra. 

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad