Publicidad
Vie Mayo 26 2017
22ºC
Actualizado 09:53 pm

Cuidar el carro, clave para el ahorro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-02 05:00:00

Cuidar el carro, clave para el ahorro

Los autos son más un gasto que una inversión, pero para que ello no se convierta en una verdadera pesadilla para su bolsillo, hay que darle un buen trato y sostenimiento con el fin de evitar su deterioro.
Cuidar el carro, clave para el ahorro

“Los gastos del auto dependen, en gran manera, del cuidado que usted como dueño y usuario le dé. Si lo trata mal, no le da mantenimiento de calidad, le costará mucho más sostenerlo”, asegura Jorge Castro, mecánico de profesión.

Por ello, algunos consejos dados por expertos permitirán que su auto no le salga por “uno ojo de la cara”.

Cuidado al interior

El cuidado al interior del auto es muy importante. Trate siempre de tenerlo aseado, sin manchas. Esto genera valor adicional al valor comercial del vehículo y además, habla mucho por usted.

En la limpieza de la tapicería de tela y las alfombras se puede obtener un buen resultado utilizando aspiradora de polvo o cepillo para ropa. En caso de manchas pequeñas o suciedad leve, pase un cepillo húmedo con agua y jabón neutro.

Para manchas de grasa o aceite, retire el exceso con una cinta adhesiva. Después, pase una tela húmeda en gasolina. Nunca exagere en la cantidad del líquido, ya que puede ser perjudicial si penetra en el tapiz.

En tapicería de cuero, con pasar una esponja con agua tibia y jabón neutro es suficiente.

Atención a la lubricación

La selección del lubricante correcto y su debida aplicación a intervalos regulares contribuyen a prolongar la duración de todas las piezas móviles del vehículo. Consecuentemente, es importante utilizar aceites adecuados. La selección correcta del aceite tendrá mucho que ver con el rendimiento, la eficiencia, economía y duración del motor.

Verifique a diario el nivel del aceite del motor, con el auto nivelado y el motor frío -antes de su operación-, o con el motor caliente -5 a 10 minutos después de apagado. Cambie el aceite de motor cada 10 mil kilómetros, el de los frenos cada 20 mil y el de la transmisión cada 40 mil kilómetros.

llantas en buen estado

Bridgestone Firestone Colombiana S.A., líder en tecnología de llantas a nivel mundial, recomienda para asegurar un funcionamiento óptimo de las llantas y reducir el riesgo de una falla, la inspección periódica y el mantenimiento, si es necesario, por un profesional calificado en el servicio de llantas.

Las llantas necesitan la presión apropiada de inflado para funcionar eficazmente y para comportarse según lo previsto. Llevan el vehículo, el pasajero, y la carga y transmiten el frenado, la aceleración, y las fuerzas de cruce. El fabricante del vehículo recomienda las presiones de inflado para las llantas equipadas en los vehículos.

Por lo anterior, lo primero que se debe tener en cuenta es revisar mensualmente la presión de las llantas, ya que pueden perder 1 PSI (libra por pulgada cuadrada) por mes bajo condiciones normales. Además, las llantas pueden perder 1 PSI por cada 5.6°C que la temperatura baje.

Se debe buscar la presión de llantas recomendada por el fabricante del carro. Ésta se encuentra generalmente en una calcomanía situada en el área del borde de la puerta del conductor. Es recomendable comprobar la presión de las llantas cada mes para cerciorarse de que está en la presión especificada, especialmente antes de viajes largos o cuando se carga peso adicional en el vehículo.

Es importante tener en cuenta que los vehículos que están con la presión recomendada en sus llantas podrán hacer uso de su máxima capacidad de carga sin inconvenientes para las llantas. Por el contrario, en un vehículo donde las llantas están con baja presión la capacidad de carga decrecerá y si se utiliza toda su capacidad de carga las llantas podrían eventualmente dañarse.

Una presión más baja aumenta el calor en las llantas y este aumento de calor es tan perjudicial como las bajas de presión en el inflado. Entonces el calor excesivo se traducirá en el daño estructural de las llantas.

Otro punto a tener en cuenta es que el exceso de aire en las llantas hace más probable que se corten, pinchen, o rompan por un impacto repentino. Para mayor exactitud, hay que comprobar la presión de inflado con un calibrador de llantas cuando estén frías. La conducción las calienta y hace que se hagan lecturas incorrectas de la presión.

Para hacer una buena calibración de las llantas, hay que quitar la tapa de la válvula de la llanta, poner el extremo del calibrador del neumático sobre la válvula, presionar el calibrador de la llanta firmemente hasta que la escala se extienda. Si es necesario, se debe aumentar la presión y volver a inspeccionar con el calibrador de llantas. Por último se pone la tapa de nuevo.

Finalmente, hay que tener cuidado pues el inflado de una llanta gastada es peligroso, pues si esta estalla, podría ser lanzada en el aire con fuerza explosiva dando por resultado daños corporales.

Calidad de la batería

La condición de las placas de las celdas dentro de la batería determina si una batería todavía es útil, pero su proceso de deterioro puede ser acelerado si la batería funciona a baja frecuencia o permanece descargada por algunos días. Si las placas se han sulfatado, la batería no validará una carga y tendrá que ser sustituida.

La vida promedio de la batería está cerca de cuatro a cinco años bajo las mejores circunstancias, y en ocasiones puede ser de dos a tres años, en climas extremadamente calientes.

La batería también puede sulfatarse prematuramente si se descarga frecuentemente (problemas de carga o realizar viajes cortos con regularidad), o si el nivel del agua dentro de los depósitos de la batería está por debajo del tope de las celdas de las placas como resultado del clima caliente o de la sobrecarga provocando que se sequen.

lista
La clave: un buen mecánico

Un buen mecánico también es indispensable para cuidar su carro. Ponerlo en manos que no son expertas, pueden generar su deterioro y gastos excesivos.

Tenga en cuenta lo siguiente al momento de llevarlo a un mecánico.

• Consulte el precio del servicio por teléfono y apúntelo. Si el precio es otro cuando lleva el auto al taller, pregunte por qué.
•  Pida siempre un presupuesto estimado por escrito.
• No se preocupe por cuánto cobra el taller por hora.
• Comprenda en qué consiste el trabajo. Busque una opinión independiente si no está conforme.
• Preste atención a lo que indica el manual de su auto y utilice esta información.
•  Pida consejo a su técnico profesional. Confíe en su opinión y no dude en preguntar todo lo que no entienda.
•    En el mantenimiento, la continuidad es fundamental. Escoja el taller que quiera para realizarlo, pero trate de llevar el auto siempre allí, de modo que puedan tener un buen seguimiento y un historial detallado del vehículo.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad