Ni Casa Mutis, Ni Perú De Lacróix (I) | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Ni Casa Mutis, Ni Perú De Lacróix (I) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-03 05:00:00

Ni Casa Mutis, Ni Perú De Lacróix (I)

Solo conociendo el pasado conocemos el presente. En relación a la controversia suscitada con el cambio del nombre de “Casa Luis Perú de Lacróix” por el de “Casa Mutis”, junto a nuestro ilustre Hermano Francmasón Grado 33 Daniel Rueda Gómez, nieto quinto de José Mutis Consuegra, hicimos otra apreciación que al parodiar al historiógrafo Simón Santiago Harker Mutis cuando en sabia disertación expresó: “encaminada a contradecir -no en tono dogmático sino de alguna manera modesta y balbuciente”, anhelamos tener una conducta ejemplar histórica.
Ni Casa Mutis, Ni Perú De Lacróix (I)

Siguiendo el consejo de la “Torá”, que si se quiere cambiar de suerte es menester cambiar de lugar, llega en 1760 al Nuevo Reino de Granada, procedente de La Coruña, Reino de España y se instala en San Juan de Girón el gallego don Manuel Garcia Gomez quien dos años después, un nueve de febrero se une con Ignacia Micaela Salgar Hermosilla por los lazos del matrimonio; es hija del Alcalde Ordinario de este pueblo, Antonio Salgar Latorre y de María Josefa Hermosilla; compra en Bucaramanga un solar de 2.762 m2 al sudeste de la plaza “García Rovira” y construye en él, una de las primeras casas de tapias, madera y teja que se conoce e instaura su hogar distinguido en 1763.

Allí, en esta casa de habitación nacen sus hijos: Eusebio, Máximo, Jacinto Francisco, Laureano Rafael, Juan Telésforo, Marcelina, José Apolinar, Romualdo Antonio (7 de febrero de 1780) y Jose Sinforoso Camilo (17 de julio de 1782).  Igualmente bajo esta misma morada vienen al mundo los siguientes hijos de esclavas que estaban bajo la dependencia absoluta de don Manuel: Simona (19 de febrero de 1774), Rosa (30 agosto 1776), Sabas José (5 de diciembre 1778) y Ursula (20 octubre 1779). Con su gallegada sostenía: “Para mis hijos, de lo bueno, lo mejor”.

Corrió el año de 1785 y don Manuel vende al gaditano don Manuel Mutis Bossio esta casa solariega, quien traslada a su familia y empieza a gozar el usufructo de esta vivienda en compañía de su esposa María Ignacia Micaela Consuegra Estrada y de sus párvulos: Manuel (1770), José (4 enero 1772), Sinforoso (15 julio 1773), Facundo (25 noviembre 1775) Bonifacia (10 mayo 1778), Justa (9 agosto 1780), Micaela (13 mayo 1782) y Dominga (3 agosto 1784). Allí, en esta casa, el 27 de abril de 1787 nace el vástago de la única esclava de doña María Ignacia Micaela a quien bautiza el señor Cura párroco de San Laureano con el nombre de “José Antonio Toribio”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad