Publicidad
Jue Abr 27 2017
21ºC
Actualizado 09:36 pm

¬ŅOtra √©poca oscura? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-04 05:00:00

¬ŅOtra √©poca oscura?

Abrumado por una gran variedad de ruidos locales ¬Ė o de la parroquia ¬Ė el rugido de la recesi√≥n econ√≥mica no se oye mucho todav√≠a. De modo que hay que decirlo de nuevo: El estado actual de la econom√≠a mundial es s√≥lo comparable con el de finales de los veinte y comienzos de los treinta del siglo pasado.
¬ŅOtra √©poca oscura?

El temor y la desconfianza se amontonan con el creciente desempleo, con las crisis de los mercados financieros, con la ca√≠da del valor de los activos, para producir un colapso, ya evidente, de la demanda de los consumidores y de los inversionistas. Y detr√°s de todo ello viene un ataque de xenofobia, la condena al ¬ďforastero¬Ē, el odio racial, la victimizaci√≥n de los sin-papeles en los pa√≠ses ricos. Estos son los peores males que ya comienza a causar la mayor recesi√≥n global de la historia. Pero aqu√≠ el grito no se oye todav√≠a.

Un mal igualmente pernicioso para la humanidad, que atenta contra su organizaci√≥n econ√≥mica, es el del proteccionismo comercial en las econom√≠as m√°s avanzadas. √Čste amplifica y retroalimenta la agresi√≥n cultural contra los inmigrantes pobres en las naciones opulentas, y puede causar un colapso del comercio internacional.¬† En esas circunstancias, salir de la recesi√≥n ser√≠a un proceso largu√≠simo.

Ya se puede observar en el paisaje pol√≠tico la inclinaci√≥n a levantar barreras comerciales en Estados Unidos y Europa, con la previsible reacci√≥n de los asi√°ticos, ya de por s√≠ amigos de desestimular las importaciones. En esa escena, las naciones ricas se producir√°n heridas mutuas; y las naciones pobres con alg√ļn grado de apertura comercial efectiva se volver√°n a√ļn m√°s pobres. Para que la sensatez se imponga y la espiral proteccionista se detenga, se necesita una alta dosis de liderazgo cultural y pol√≠tico. Temo que, a pesar de todas las expectativas, este liderazgo no vendr√° por el lado del Presidente Obama ni de las mayor√≠as del congreso de Estados Unidos, que ahora est√°n muy entretenidas haciendo fiestas proteccionistas con el gigantesco programa dise√Īado para reactivar la demanda.

Los planes de est√≠mulo fiscal son ahora noticia cotidiana. Todas las econom√≠as avanzadas, y la gran mayor√≠a de las emergentes, exhiben en sus instituciones fiscales grandes programas de gasto p√ļblico para reanimar la demanda. Igualmente est√°n en boga los programas de reducci√≥n de impuestos para, supuestamente,¬† estimular la inversi√≥n y el consumo.

Pero ahora resulta que las medidas proteccionistas (¬ďlos puestos de trabajo para los nacionales¬Ē,¬† la prohibici√≥n a las empresas apoyadas por el Estado de que inviertan en el extranjero, la manipulaci√≥n de las tasas de cambio, la obligaci√≥n de usar insumos nacionales en las obras p√ļblicas y en otros programas de inversi√≥n dentro de los planes fiscales, la limitaci√≥n de las compras p√ļblicas en general para favorecer los proveedores nacionales¬Ö) son alabadas por muchas fuerzas pol√≠ticas como decisiones ¬ďdolorosas pero indispensables¬Ē para que los paquetes de est√≠mulo fiscal tengan impacto efectivo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad