Dise√Īan un robot cuyo software imita el proceso de aprendizaje del cerebro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-04 13:57:02

Dise√Īan un robot cuyo software imita el proceso de aprendizaje del cerebro

Igual que el proceso de evoluci√≥n natural llev√≥ al cerebro a crecer y adaptar a los seres humanos para sobrevivir mejor a su entorno, en un proceso de millones de a√Īos, cient√≠ficos brit√°nicos han creado un robot cuyo software le permite adaptarse y mejorar sus prestaciones en cuesti√≥n de horas.
Dise√Īan un robot cuyo software imita el proceso de aprendizaje del cerebro

Es la teoría de la evolución llevada a una escala infinitesimal de tiempo, gracias a un robot elaborado en la Gordon University de Aberdeen (Escocia) que incrementa automáticamente su "inteligencia" y complejidad a medida que lo hace su estructura física.

Los robots actuales no pueden afrontar esos cambios por si mismos sin redise√Īar por completo su software, algo que resulta caro y poco operativo, por lo que el trabajo del equipo de inteligencia artificial del profesor Christopher MacLeod puede ser de gran ayuda.

"Si realmente queremos construir robots humanoides complejos con a√ļn m√°s sensores y comportamientos m√°s complejos, es fundamental que puedan crecer en complejidad a medida que pasa el tiempo, igual que hicieron las criaturas biol√≥gicas", afirma MacLeod en un art√≠culo que publica en su √ļltimo n√ļmero la revista "New Scientist".

MacLeod recuerda que los seres humanos evolucionaron al ritmo que su capacidad y complejidad cerebral aumentaban gracias a que nuevos grupos de neuronas se a√Īad√≠an a la estructura neuronal ya existente y que, paralelamente, se desarrollaban extremidades y sentidos.

De la misma manera, el programa inform√°tico del robot dise√Īado en la Universidad escocesa se auto-asigna de manera autom√°tica nuevos grupos de "neuronas" destinadas a adaptar su funcionamiento a los nuevos elementos que se incorporen a su estructura original.

Una red neural controla el robot mediante un software formado por una serie de nódulos de procesadores interconectados que pueden ser programados para realizar las acciones deseadas.

Por ejemplo, seg√ļn se explica en el art√≠culo de "New Scientist", si el objetivo es mantener el equilibrio y el robot recibe en sus sensores la se√Īal de que se est√° cayendo, la reacci√≥n ser√° mover sus extremidades para intentar mantenerse en pie.

Si sigue en pie, la combinación de acciones que han sido necesarias para lograrlo se guardarán en los procesadores, pero si no lo consigue y cae, el robot hará nuevos ajustes e intentará algo distinto cuando vuelva a presentarse el problema.

Encontrar la mejor combinación no es fácil, admiten los investigadores, por lo que se emplea un algoritmo evolutivo para ayudar al sistema de control a adaptarse de manera óptima.

La investigaci√≥n comenz√≥ con un robot muy sencillo del tama√Īo de un libro, que ten√≠a dos tubos s√≥lidos como piernas y un motor que permit√≠a moverlas en un √°ngulo de hasta 180 grados.

El siguiente paso consistió en proporcionar al sistema de control del robot, formado por seis "neuronas", una primera orden muy simple: avanzar lo más posible durante 1.000 segundos.

A partir de ese momento, el software empezó a buscar cómo evolucionar para encontrar la manera más rápida de desplazarse.

"Se caía todo el tiempo, casi como una marioneta", explica MacLeod, "pero hubo un momento en que empezó a avanzar y a no caerse casi inmediatamente, y siguió mejorando progresivamente hasta que empezó a saltar encima del banco como si fuera un Gobio Saltarín".

El Gobio Saltarín es un pez que sale del agua para comer y que los expertos consideran un eslabón viviente que demuestra que la vida empezó en el agua, evolucionando con especies como ésta hacia la vida de vertebrados y mamíferos sobre la superficie terrestre.

El equipo de la Gordon University a√Īadi√≥ posteriormente "piernas articuladas" a los tubos y comprob√≥ que gracias al algoritmo evolutivo el robot asum√≠a que ten√≠a que aprender de nuevo a caminar y que lo hac√≠a asign√°ndose una nueva capa de neuronas, al tiempo que "congelaba" el uso de las que le permitieron dar los primeros pasos.

"Es justamente como el cerebro evolucion√≥, a√Īadiendo capas", argumenta McLeod, quien expresa su confianza en que esta tecnolog√≠a sirva para construir robots m√°s inteligentes y pr√≥tesis m√°s eficaces para personas que han perdido alguna extremidad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad