Sáb Dic 10 2016
24ºC
Actualizado 11:44 am

Sarkozy admite que la crisis es la 'peor en un siglo' y mantiene sus reformas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-05 20:35:05

Sarkozy admite que la crisis es la "peor en un siglo" y mantiene sus reformas

La crisis económica actual es "la peor en un siglo", según declaró esta noche el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien dijo que su prioridad es la protección del empleo y que mantendrá su plan de reformas.
Sarkozy admite que la crisis es la 'peor en un siglo' y mantiene sus reformas

En una entrevista televisada, Sarkozy consideró "normal" la preocupación de los franceses por el deterioro de su situación económica, pero agregó que su política de reformas para hacer a Francia más competitiva no cambiará por la presión de las manifestaciones.

El presidente galo reiteró que la crisis económica mundial hace evidente la necesidad de "refundar el capitalismo" y apeló a los dirigentes europeos a encontrar una posición común ante la reunión del G20 que se celebrará el próximo abril en Londres.

"Francia puede y la Unión Europea tiene que querer" salir de esta crisis, resumió Sarkozy en cuanto a la disposición a luchar contra las consecuencias de la situación económica mundial.

El presidente francés aseguró que las medidas destinadas a proteger el empleo son un asunto "crucial", reiteró que su objetivo es lograr el pleno empleo en Francia y defendió las medidas ya anunciadas para estimular la creación de puestos de trabajo.

Una semana después de las manifestaciones multitudinarias en las que millones de franceses protestaron por el deterioro de su situación económica y el aumento del paro, el presidente insistió en que "en Francia las hay (las manifestaciones) muy a menudo y si hubiera que parar las reformas por ellas, no habría reformas".

Pero respondió a la petición de los sindicatos y aseguró que se reunirá con sus representantes el 18 de febrero para abordar cuestiones como las condiciones de la ampliación del subsidio de desempleo.

Adelantó que el Estado hará "un esfuerzo" para "proteger mejor" a los jóvenes parados y que ese asunto será abordado en su reunión con los representantes sindicales.

Sarkozy defendió el paquete de medidas de fomento de las inversiones públicas en infraestructuras y transportes como instrumento para hacer que las empresas creen empleo.

Pero insistió en que "la valoración del trabajo" es esencial para hacer que Francia, "la quinta potencia económica mundial", no se quede atrás en el contexto del resto de los principales países industrializados.

Reiteró que su compromiso con sus conciudadanos ha sido el de "hacer que Francia entrara lo más tarde posible en la crisis y salga de ella lo más pronto posible".

Aseguró además que las medidas destinadas a ayudar al sector financiero a finales de 2008, como consecuencia de la crisis que afectó a las instituciones bancarias, "no cuestan ni un céntimo a los franceses".

Afirmó que el dinero aportado a los bancos generarán intereses por valor de 1.400 millones de euros que se dedicarán a financiar medidas de protección social que beneficiarán al conjunto de la población.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad