Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

Divide, María Isabel | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-06 05:00:00

Divide, María Isabel

Libre de leer solamente lo que me da la gana, confieso que no había leído jamás a María Isabel Rueda. Eso no la trasnochará a ella ni me deja a mí huérfano de ningún conocimiento al que aspire. Seguramente son más los que se abstienen de mis columnas. Viva la libertad.
Divide, María Isabel

Sin embargo, me causó curiosidad el debate “Juanes sí, Shakira no” que se ventila en estos días aciagos en los que es preferible disentir en farándula, que exponerse a ser señalado de terrorista si uno opina en política de manera diferente a la mayoría que recibe la doctrina del establecimiento. Leí la perorata de María Isabel sobre Shakira. Me resulta sólo inoportuna, por razones de buen gusto, ahora que ella está inaugurando una gran obra social.

Quisiera sí entender por qué María Isabel contrapone a su sensación de que Juanes es como un “osito de peluche” y “un bacán”, el hecho de que Shakira en cambio, “parece sacada de las mil y una noches de los Emiratos Árabes”, como si esto pudiera ser un crimen en un país que anhela la asimilación de su pluralidad. Pero lo que preocupa es que se lean en el artículo tantas frases propias de esta oscura era de polarizaciones, dogmatismos y fracturas sociales.

Todo eso de que uno no puede “ser bogotano y querer a los paisas”, o que ella es “bastante argentina” mientras “Juanes es muy humilde”, o que “ella anda con un novio que nos cae gordo” y en cambio Juanes no usa las causas para ser más famoso, o que Shakira por no poder ser calificada como uribista ni antiuribista parece “más canadiense que colombiana”, podría revelar una de dos cosas: 1) los estertores de un pensamiento nacionalista y provinciano, caduco e inconveniente en la sociedad contemporánea; o 2) las quejas etílicas de alguien que no tiene novio argentino, no gana un chorro de dólares, ni posee un par de acompasadas y muy barranquilleras caderas. Yo, colombiano como dice mi cédula que soy -sin que eso me obligue a ser mafioso ni a que me guste el café- no soy ni uribista ni antiuribista, simplemente soy un devoto de la democracia que reniega del mesianismo y del unanimismo. ¿Debo, María Isabel, pedir por eso pasaporte canadiense? Shakira, entre tanto se preguntará: “¿quién es María Isabel Rueda?”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad