Publicidad
Jue Abr 27 2017
21ºC
Actualizado 10:16 pm

Para Isa, con cariño | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-07 05:00:00

Para Isa, con cariño

En realidad a Isa (Isabel Ortiz, compañera de viaje en esta página), no la conozco muy bien pero le respeto sus luchas, su coraje y posiciones. Tal vez por eso, porque ella de alguna manera sabe que es cierto, cuando nos encontramos nos saludamos con respeto, con cariño, como lo hacen los combatientes así sean de guerras diferentes.
Para Isa, con cariño

Pero Isa, a raíz de mi pedido de no someter la lengua al ´jarto´ debate del sexismo, me calificó de machista, anacrónico y terco al decir que para ella, mis palabras son “la reacción típica del machismo que no logra aceptar los cambios y transformaciones que la realidad está imponiendo”. Feo, feo, porque si hay algo que aprecio en esta vida son las mujeres y no por efecto de la testosterona sino porque son, casi todas, inteligentes, capaces y sacrificadas, pero, sobre todo, bonitas, maternales, tiernas, cariñosas, amorosas, amantes y delicadas.

Estoy convencido de que las mujeres no necesitan exigencias sin sentido para mostrar lo que valen y lo que pueden. Sor Juana Inés de la Cruz, Martha Robín o Antonia Santos, por citar unas pocas, son ejemplos de que sin feminismo ni columnistas atrevidos, ellas pueden hacer lo que quieren y dejar su huella en la historia.

No soy amigo de las separaciones y me parece que llevar la lucha de géneros al lenguaje, las fomenta. He sido docente y recuerdo con afecto a mis alumnos, sin que esto implique que discrimino a las mujeres. Todo lo contrario, es el máximo sentimiento y tratamiento de igualdad, como lo es cuando hablo de mis padres sin que, al hacerlo, quiera ‘invisibilizar’ a mi linda mamacita. Sugerir esto no está bien porque no es cierto; nadie, por más machista que sea, habla de “sus padres” para borrar a su mami del mapa.

Lo mismo pasa con mis hijos. María Paula nunca se ha embejucado porque al referirme a ellos así, sienta o piense que la excluyo sino que, más bien, mi amor por los dos es igual, no tiene diferencia. De otra parte, Julián José nunca se ha delicado porque yo, a veces, cuando tengo la cariñosa, digo que ellos son unas bellezas. María Paula es una belleza, Julián es una belleza, nada qué hacer y por llamarlos así no soy machista, feminista, gay, ni nada por el estilo. Es muy simple, los trato igual, los quiero igual, mi conciencia no está tan alienada para pretender, con genérico, invisibilizar a nadie.  

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad