Son muchos los faltantes de la educación oficial | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-07 05:00:00

Son muchos los faltantes de la educación oficial

Plantas físicas que se caen por el deterioro en que se encuentran o que están situadas en áreas de alto riesgo; aulas de informática sin conexión de internet; casas de familia acondicionadas como salones de clases; docentes sin recibir sueldo e inclusive delincuentes armados, drogadictos y exhibicionistas merodeando por los alrededores de establecimientos educativos.
Son muchos los faltantes de la educación oficial

Este es el panorama que muestran muchos de los 132 establecimientos educativos públicos de Bucaramanga que comenzaron el presente año lectivo en las últimas semanas.

Para alumnos, profesores y directivos de planteles, la problemática que conlleva el regreso a clases es una constante que se repite año tras año. Y la solución a sus necesidades educativas más apremiantes, se diluye entre las cartas que envían a la Administración Municipal y las promesas de funcionarios que sólo ‘aguantan el papel’.

‘Vuelve y juega’

Ese el caso del Instituto Club Unión sede C, en el barrio Los Colorados, donde el agrietamiento de sus instalaciones y la inminente caída de un muro de contención tienen ‘en jaque’ la integridad física de sus 650 alumnos y su personal docente.

El coordinador general de la institución, ubicada en la zona norte de Bucaramanga, Antonio Arango, explica que la prioridad es arreglar el muro que colinda con varias aulas y las grietas que presentan casi todos los salones por tratarse de una estructura que fue levantada en una zona de alto riesgo.

Si bien existe un megaproyecto en el que el Municipio destina un lote para construir otro colegio con aportes de la Nación, aclara que es una obra a largo plazo. Así que mientras esto sucede, la comunidad educativa seguirá conviviendo con el peligro.

Esperando tragedia

El Instituto Santo Ángel, en el barrio Villarosa, no escapa a la problemática del sector.
Alba Sofía Gómez, presidenta de la asociación de padres de familia, advierte que la “situación es crítica y lamentable”, debido a que ocho salones, según el concepto de la Oficina de Atención de Desastres de Bucaramanga, están a punto de desplomarse.

Como medida de precaución, tres de estas aulas fueron evacuadas y los alumnos trasladados a otras instalaciones del colegio, como la biblioteca.
“Los organismos de control conocen la situación, como Personería, Procuraduría y Contraloría… saben del riesgo y del deterioro de la planta física, pero parece que están esperando a que haya un muerto, para tomar cartas en el asunto”, expresa.

Como si fuera poco, el Instituto Santo Ángel, que atiende a más de mil estudiantes, tiene salones que se inundan por las lluvias, debido a la falta de un adecuado sistema de desagüe; además, cuenta con una sala de informática sin acceso a internet y el servicio de aseo “lo está pagando de su propio bolsillo el Alcalde”, sostiene Alba Sofía Gómez.

Inseguridad a la vista

En el centro educativo rural El Paulón, de la vereda El Pablón, la inseguridad es el tema recurrente. Su rectora, Vita Paola Bolívar, sostiene que el problema radica en la falta de encerramiento de la institución, que evite la entrada o la presencia de personas ajenas a ésta.

En la escuela de esta zona rural de Bucaramanga, que tiene a su cargo a 345 niños de bajos estratos, es común que los alumnos observen escenas poco sanas desde las ventanas de sus salones o en el descanso, como individuos con armas blancas, consumidores de marihuana y bazuco. Es más, se ha identificado a un exhibicionista, que muestra sus partes íntimas a los niños cuando éstos salen de clase.

La rectora se mostró inquieta por estas irregularidades y anotó que el centro educativo cuenta con un celador nocturno enviado por la Alcaldía, pero en el día están a merced de la delincuencia y los viciosos.

La institución está localizada en zona de alto riesgo, razón por la cual la Curaduría Urbana les prohibió hacer nuevos salones. Por esta razón, el plantel acondicionó dos casas cercanas como salones para que los alumnos no interrumpieran sus estudios.

Primer paro

Tres semanas después de iniciar clases, los docentes que laboran en las instituciones públicas de la ciudad decidieron hacer el primer cese de actividades del año.

El atraso en el pago de sus salarios y el incumplimiento de las promesas hechas por la Administración Municipal fue el motivo para que los colegios oficiales suspendieran ayer sus jornadas académicas. “Al ver el incumplimiento de la Administración tuvimos que dejar las aulas para exigir el desembolso de nuestro salario”, dijo Mauricio Martínez, directivo del Sindicato de Educadores de Santander, SES.

VERSIÓN DE la SECRETARÍA DE EDUCACIÓN

Sobre la actual situación educativa en Bucaramanga, Claudia Fernández Barrera, subsecretaria de Educación del Municipio, declara que se han venido atendiendo los casos mas críticos desde el inicio de la actual Administración, en 2008, y este año se van a priorizar las necesidades del sector.

La funcionaria precisa que el año pasado se hicieron inversiones cercanas a los 400 mil millones de pesos, subrayando que “recibimos los establecimientos en estados deplorables, y es necesario atender los colegios más urgentes, teniendo en cuenta que hay procesos licitatorios que demandan tiempo y la Administración Municipal se tiene que regir por manuales de contratación”.

En ese orden de ideas, la funcionaria considera que la responsabilidad de la educación es compartida, en la medida en que los rectores reciben recursos del Ministerio de Educación por atender población desplazada (30 mil pesos por cada niño) e igualmente es consciente que al Municipio le compete subsanar las necesidades del sistema educativo local.

La subsecretaria de Educación de la Alcaldía se refiere a la problemática en determinadas instituciones, asegurando que han hecho visitas a colegios como Santo Ángel y Club Unión para determinar los pasos a seguir y adelantar las mejoras locativas que correspondan.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad