La vía Bogotá – Cúcuta, no más ilusiones | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Ene 19 2018
20ºC
Actualizado 09:05 am

La vía Bogotá – Cúcuta, no más ilusiones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-08 05:00:00

La vía Bogotá – Cúcuta, no más ilusiones

Los santandereanos una vez más saludamos con beneplácito el anuncio del Gobierno de convertir la vía Bogotá–Cúcuta en una megaobra que unirá a Colombia con Venezuela, lo cual redundará en el mejoramiento de las relaciones comerciales y ampliará las fronteras turísticas; pero son tantas las frustraciones en los últimos años por mejorar esta vía, que bien podríamos aplicar la máxima de Santo Tomás, “ver para creer”.
La vía Bogotá – Cúcuta, no más ilusiones

No se trata de ser escéptico por naturaleza sino que anhelamos que esta vía sea realidad en el tiempo y los términos anunciados, pues si miramos retrospectivamente, tenemos un balance negativo de estudios millonarios y fracasos, desde cuando se pensó en la vía alterna Bucaramanga-Cúcuta por el Alto del Escorial, opción que este mismo Gobierno descartó por costosa y porque las obras se prolongarían tanto en su iniciación como en su terminación. Lástima esa millonada mal gastada

Hace dos años pensamos que los dineros que le correspondían a Santander por la venta de Ecogas, podrían servir para financiar en parte esta obra y hacer realidad el anhelo del Gran Santander. Nuestras aspiraciones, una vez más, se fueron por tierra.

La construcción de la doble calzada Bogotá-Cúcuta, implica obras a lo largo de 680 kilómetros con un costo aproximado de $3.5 billones, que aún no estamos seguros de dónde van a salir. Así mismo, aunque el Ministro de Transporte ha dicho que las labores se iniciarían este año, sólo hasta esta semana se oficializará el proyecto que tiene como eje central a Santander, y la realidad es que al día de hoy, sólo existe la prefactibilidad técnica, jurídica y financiera del proyecto.

Aún faltan por establecer los tiempos de ejecución de la obra y los términos de la concesión, antes de iniciar el preestudio de los pliegos de condiciones, abrir las licitaciones y adjudicar los contratos, todo lo cual –de acuerdo con el Estatuto de Contratación Pública- podría extenderse al año 2010, faltando aún por definir el  tiempo de construcción que bien podría demorarse, de acuerdo a la financiación, entre 6 y 10 años.

La megaobra reducirá considerablemente el tiempo de viaje entre Bogotá y Cúcuta pero debe quedar bien diseñada y construida para que haya seguridad en los desplazamientos. Los 680 kilómetros podríamos registrarlos en 10 horas, a una velocidad promedio de 70 K/H, si tenemos en cuenta las condiciones geográficas y geológicas de la Cordillera Oriental.

Lo que necesitamos es que sin dilaciones se ejecute el proyecto.

Solicitamos al Ministro de Transporte que no nos hagan sentir como si tuviéramos que pedir limosna para que se ejecute una obra necesaria para el progreso de la región y el país. Nosotros también pagamos impuestos. Ojalá esta megaobra no se convierta en otra tomadura de pelo.

Nota al margen: Los estudiosos del sector de los combustibles, Fedesarrollo y el Congreso, estamos de acuerdo en bajar el precio de la gasolina y el ACPM, porque no es conveniente para nuestra economía y distorsiona el mercado. Además, es un impuesto que no se puede cobrar porque no ha sido aprobado por el Congreso. El Gobierno se está apoderando anualmente de $3 billones que no le pertenecen.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad