Tasa de usura ¿un mal necesario? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Tasa de usura ¿un mal necesario? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-08 05:00:00

Tasa de usura ¿un mal necesario?

En Colombia, cualquier entidad financiera que cobre más del 30,71% de interés en créditos de consumo u ordinarios, o 33,93% en microcréditos, incurre en el delito de usura.
Tasa de usura ¿un mal necesario?

Según las definiciones económicas, los intereses que se cobran en los préstamos o créditos, tienen incorporada dentro de ellos la teoría de que ha de haber un precio justo y razonable a la hora de cobrarlos y que, por lo tanto, no se determinan exclusivamente con base en la oferta y la demanda de los créditos.

Esta es la razón de que los gobiernos de algunos países, entre ellos Colombia, hayan establecido un límite máximo para el cobro de intereses en los préstamos, límite que recibe el nombre de tasa de usura.

Según el concepto en Colombia, la regularización se hace por que si esta tasa no es adecuada, pude propiciar el desarrollo de mercados no legales para los préstamos, sin embargo, su función principal es la de evitar que se cobren intereses muy altos a todas aquellas personas que soliciten créditos o prestamos.

Sin embargo, no todos los países tienen estos límites. En América Latina sólo Colombia y Chile tienen controlado el máximo de los intereses, esto ha suscitado posiciones en el país a favor y contra de esta reglamentación.

La usura en la historia

El Antiguo Testamento, el Código de Hammurabi, el Corán y las Leyes Védica y Romana prohibían la usura; hay también numerosas obras literarias que hacen referencia a esta restricción.

Antes de 1999, en Colombia el límite a la tasa de interés era calculado como 2 veces el interés bancario corriente. A partir de abril de ese año el límite a la tasa de interés, es calculado como 1.5 veces el interés bancario corriente certificado por la Superintendencia Bancaria (Ahora Superfinanciera), y en principio no es legal trasladar costos diferentes a los incurridos por el otorgamiento mismo del crédito, así estos sean honorarios comisiones u otros semejantes.

A la baja

Durante los últimos dos años el país ha experimentado cierta tendencia a la baja, lo que comenzó a preocupar a los banqueros.

El techo para los créditos que clausuró el último trimestre de 2008 en 31,53 por ciento, regirá durante los próximos tres meses en 30,71 por ciento. Esto significa un crédito más barato para las personas que adquirieron deudas el año pasado con unos intereses superiores, sobre todo en tarjetas de crédito donde es común que las tasas estén muy cerca del límite.

Al igual que la DTF, la usura presentará una tendencia a la baja durante 2009. De acuerdo con Mario Nigrinis, economista del servicio de estudios de Bbva Colombia, si se tiene en cuenta que el tope es el promedio ponderado del interés corriente bancario de las carteras de consumo y comercial, y que el rubro comercial es el que más peso tiene en este cálculo, la tendencia es que siga a la baja.

Por que para ellos, un menor margen de acción sobre las tasas de interés de colocación, termina por endurecer las políticas de préstamos de los bancos, más aún, en un año en el que lo único seguro es que se va a registrar un menor crecimiento en la economía doméstica y una recesión generalizada en los países industrializados, entre ellos Estados Unidos, uno de los principales socios comerciales de Colombia.

Sin embargo, para otros, el problema de incrementar la tasa de usura es que por lo general los bancos suben el costo de sus créditos a un nivel muy similar al establecido en ese límite, sobre todo en tarjetas de crédito, y eso afecta a los deudores. Sin embargo, si no se mueve la usura y las entidades consideran que debe ser más alta, entonces lo que hacen es restringir su oferta de crédito.

Ventajas

Para Antonio José Núñez, del Instituto Libertad y Progreso, las leyes de usura fueron diseñadas para proteger a los deudores de la explotación. “Incluso sistemas como los de Estados Unidos tienen este tipo de márgenes”, explicó.

“Está demostrado que el desarrollo económico requiere de bancos grandes y fuertes, y de mucho crédito al sector privado.  Aunque a algunos les pueda parecer increíble, los pobres no son explotados por los bancos, sino por la imposibilidad de acceder a servicios bancarios. Las leyes sobre usura son simplemente un mecanismo de control de precios, y se sabe que éstos perjudican más a aquéllos a quienes supuestamente deben favorecer y provocan escasez”, explicó.

Para Mario Jinete Manjarrés, de Procunsumidores Colombia, las tasas permiten el control estatal sobre los intereses, pues, de lo contrario, cada uno haría lo que quisiera con los consumidores y se generaría más pobreza en el país.

“No podemos liberar el consumo de alcohol a los jóvenes ante el hecho irrefutable de que el Estado colombiano ha sido incapaz de impedir que, de manera abiertamente ilegal, operen a plena luz del día estancos y bares a pocos metros de colegios, escuelas y universidades. Por este camino tendríamos que terminar despenalizándolo todo.

“En resumen, si bien defendemos el capitalismo y la libre empresa como marcos económicos que impulsan el desarrollo de los pueblos, si se quieren evitar excesos y abusos, tiene que ejercerse el poder regulador del estado”, agregó.

Para el ex ministro de Hacienda Rudolf Hommes “eliminar la tasa de usura va contra nuestra tradición y cultura financiera, pero para llegar a los pobres hay que permitir que los bancos presten más caro. En últimas lo que la gente quiere es que le presten; cualquier tasa es alta y es preferible tener crédito a no tenerlo”.

Para miembros del Gobierno, el hecho de que haya leyes que prohíben la usura, es una forma de proteger a los ciudadanos de los “avivatos” y una forma de generar oportunidades iguales para todos los sectores.

DES Ventajas

Muchos otros sectores del país coinciden en que liberar los topes de los créditos y eliminar la figura de la usura, es mejorar el sistema económico y permitir el acceso al sistema financiero a quienes no pueden.

María Mercedes Cuellar, presidente de Asobancaria, por ejemplo, asegura que debe haber liberación, especialmente en el tema del microcrédito. “Esta ni siquiera se debería usar y el resultado es que esta cartera es de las que menos crece y es la que tiene el mayor nivel de morosidad”, dijo.

“El problema de la tasa de usura es que está perjudicando los desembolsos de los microcréditos y creando distorsión y que lo ideal sería que el Gobierno la libere”, agregó.

Insistió en que, desde la Asobancaria, seguirá insistiendo en que el ejercicio de certificación debería reflejar las condiciones del mercado crediticio en un momento determinado, y no derivar en una forma velada de intervención administrativa sobre las tasas de interés.

Incluso la necesidad de eliminarla ha llegada a puertas del Congreso. En un iniciativa de la senadora Dilián Francisca Toro, se expondrá la necesidad de quitar el limite de usura, pues en su concepto, “al liberarse las tasas, habría una mayor y sana competencia entre los bancos para irrigar más microcréditos entre personas y pequeños negocios”.

Incluso Luis Alberto Moreno, del Banco Mundial, ha insistido en que si se liberan, hay más acceso a los créditos de sectores más necesitados.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad