Cada industria tendrá su oficina de medioambiente | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-08 05:00:00

Cada industria tendrá su oficina de medioambiente

Unas 500 empresas del área metropolitana y sus municipios vecinos deberán tener un departamento dedicado única y exclusivamente a la gestión ambiental, a partir de este año.
Cada industria tendrá su oficina de medioambiente

La norma (decreto 1299 del 22 de abril de 2008) obliga a todas las empresas que tengan actividades industriales a organizar su Departamento de Gestión Ambiental, DGA, el cual debe funcionar como una oficina independiente tanto en la pequeña, la mediana, como la gran empresa.

Según explica el decreto, el nuevo DGA aplica para todas las empresas cuyas actividades, de acuerdo con la normatividad ambiental vigente, requieran licencia ambiental, plan de manejo ambiental, permisos, concesiones y demás autorizaciones ambientales.

El pasado 22 de enero venció el plazo que daba la Ley para que las pequeñas y medianas empresas crearan su DGA, mientras que a las medianas y grandes empresas se les había cumplido el plazo en octubre del año pasado.

Por esta razón, en Santander las compañías trabajan a marcha acelerada en la creación de la nueva oficina especializada.

La Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, gremios como la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, trabajan con los empresarios en el modelo que debe seguirse para la creación de los DGA.

Sin embargo, aún falta camino por recorrer. ¿En qué consiste el departamento? ¿Qué funciones tendrá? ¿Cuánto puede costar? Esas son algunas de las preguntas que se hacen los empresarios en la región, sobre la nueva norma.

Las funciones

Según el decreto que creó la figura de los Departamentos de Gestión Ambiental, DGA, el mismo es un área que deberá ser manejada por especialistas y “será la responsable de garantizar el cumplimiento de las acciones encaminadas a dirigir la gestión ambiental, velar por el acatamiento de la normatividad ambiental, trabajar en la elaboración de prácticas de producción más limpia y el uso racional de los recursos naturales, además de prevenir, minimizar y controlar la generación de cargas contaminantes”.

De esta manera, la autoridad nacional en el tema ambiental, el Ministerio de Medioambiente, espera que todas las empresas que tienen algún tipo de vertimiento, sin importar su tamaño, trabajen decididamente en reducir la contaminación y en utilizar cada vez mejor los recursos naturales.

El alcance del DGA va más allá e incluye la búsqueda de opciones para reducir los gases de efecto invernadero, compromiso que fue adquirido por el país al adoptar el protocolo de Kyoto en 1992.
Un compromiso con el cual se busca reducir un 5% de los gases contaminantes de la atmósfera a 2012.

El equipo

La norma establece que el equipo que deben conformar las empresas debe estar conformado por empleados de la misma.

Para el caso de las empresas grandes y medianas, el decreto permite apoyar el equipo de la compañía con “personas naturales o jurídicas idóneas en el tema ambiental”.

Para las empresas pequeñas y microempresas, el Gobierno abrió la posibilidad de que estas puedan conformar un departamento común, producto de la unión entre varias de firmas “siempre y cuando éstas tengan la misma actividad económica”.

Una posibilidad que está siendo aprovechada por las pequeñas empresas de calzado, de confecciones y metalmecánicas del área metropolitana.

La Cdmb aclaró que los DGA deben inscribirse en dicha institución, la misma que ejerce las funciones de autoridad ambiental en el área metropolitana y los municipios aledaños.

Así mismo, la entidad recordó que la Ley establece sanciones para las empresas que no cumplan con la disposición legal.

Hablan los empresarios

El gerente de la Andi en Santander, Juan Hernando Puyana, indicó que la implementación de los Departamentos de Gestión Ambiental, DGA, en las empresas de Santander, ha generado algunos traumatismos.

Sin embargo, reconoció la importancia de la responsabilidad ambiental en los procesos productivos empresariales, en buena parte porque este mismo hecho abre más puertas para el comercio exterior de los productos regionales.

Por su parte, el presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Alfredo Acebedo Silva, manifestó su inconformismo con los nuevos departamentos, en especial por los sobrecostos que generan a la industria.

El empresario del sector avícola dijo que el tema fue discutido al interior de la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi. “En el gremio se ha comentado que estos departamentos son sobrecostos para las empresas del ramo que también están aplicando Programas de Manejo Ambiental y controles a todos los procesos de las plantas y las granjas”.

Acebedo Silva resaltó que no se entiende la diferencia de esta norma con el cumplimiento de las normas ambientales como la ISO 14.000.

Los costos

El montaje del Departamento de Gestión Ambiental, DGA, según los cálculos de empresarios tiene un costo aproximado de $5 millones que corresponden a las instalaciones, a lo que habría que sumarle el salario de un ingeniero ambiental de $1’500.000 mensuales más prestaciones, aproximadamente.

Y otros gastos como el transporte y los costos del personal adicional para el departamento, es decir, dos personas más.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad