Publicidad
Publicidad
Sáb Ene 21 2017
23ºC
Actualizado 01:07 pm

Transporte urbano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-09 05:00:00

Transporte urbano

El crecimiento de las ciudades, el desarrollo económico de los últimos tiempos, así como el incremento de la demanda por mejores condiciones de bienestar; han traído consigo un número creciente de dificultades, por atender, convirtiéndolas en verdaderos retos de gestión municipal, que los ciudadanos quieren ver resueltas a la mayor brevedad posible.
Transporte urbano

El transporte urbano debe cumplir varios propósitos, algunos de los cuales riñen con la cultura del automóvil, ese invento que ya cumplió cien años de existencia, que simbolizó status, comodidad personal, libertad de horario etc., etc.; pero que ha pasado a convertirse en un medio de transporte, cuya regulación exige decisiones que pueden ser impopulares.

La organización del transporte urbano, tanto público como privado, corresponde a las autoridades de cada ciudad. La complejidad aumenta con el tamaño de las ciudades y deben tenerse muy en cuenta los diversos puntos de vista de los habitantes de la urbe. Las personas quieren desplazarse rápidamente e invertir el menor tiempo para trasladarse de un lugar a otro. Es ahí donde el transporte público cumple su función, pues resulta más económico hacerlo de manera colectiva que individual.

El crecimiento urbanístico ha desplazado a los medios de transporte no contaminantes – ‘el carro e mula’, la bicicleta – por aquellos que fueron ampliando sus rutas en la medida que las ciudades se ampliaban. Los microbuses primero, luego las busetas y más tarde los buses, fueron cubriendo las necesidades de movilización, hasta convertirse en un verdadero caos en algunas ciudades populosas de Latinoamérica, Asia y África, principalmente. A lo anterior se suma el taxi, la ola amarilla, junto a otras modalidades de mototaxi, bicitaxi y los denominados piratas o ilegales.

Su ordenamiento se ha convertido en una de las mayores dificultades para la administración pública y se requiere buscar soluciones muy acertadas, especialmente en ciudades donde el desempleo abunda.

La congestión vial, la contaminación ambiental, auditiva y visual se acrecientan, atentando contra la salud mental de los habitantes, que cada vez buscan refugio en sitios aislados del fastidioso ruido de los automotores. La preocupante ola de accidentes en motos es un reflejo de la gravedad a que hemos llegado en el transporte urbano.

En Bucaramanga estamos a punto de mejorar el transporte masivo, que servirá para agilizar la movilización, por unos años y que requiere ser complementado con obras de infraestructura (puentes y arterias principales), además de una regulación mucho más exigente y técnica en las rutas alimentadoras, cupo de taxis y el inexorable pico y placa de particulares.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad