¿Y de la PILA qué?... | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-09 05:00:00

¿Y de la PILA qué?...

Los colombianos todavía recordamos el despelote masivo de hace seis meses a propósito del último plazo que los trabajadores teníamos para dar el salto del papel al computador; de los formatos con extensos números de referencia al famoso ‘pin único’ y de la asistencia personalizada al ‘call center’ que colapsó desde el primer momento hasta el último.
¿Y de la PILA qué?...

Padecimos filas interminables y con horror muchos trabajadores independientes se encontraron con una realidad económicamente insoportable: la tal PILA que el Ministerio de Protección Social había implementado les obligaba a dar sus aportes no sólo para salud sino también para pensiones. El gobierno se mantuvo en su decisión, el Consejo de Estado respaldó la legalidad de la PILA, mientras la Procuraduría sugería desmontarla.

Hoy, seis meses después, muchos nos preguntamos si habrá valido la pena tanta alharaca y si los problemas anejos a la PILA siguen tan vigentes como en los meses de julio y agosto de 2008.

La respuesta tiene varios matices. Si lo que el Ministerio quería era controlar la evasión, lo está logrando. De unas 6.800.000 personas que pagaban la PILA en julio de 2008 han pasado a 8.978.000 al cierre del año pasado. En cuanto tiene que ver con el recaudo, en julio el Estado obtenía 2,2 billones de pesos y hoy logra recoger 2,6 billones.

Según la oficina del viceministro técnico de la cartera de la protección social, miles de colombianos pudieron desenredar su situación; algunos tuvieron que pagar más de lo que creían pero otros lograron entender los efectos de ser dependiente o independiente y algunos más comprendieron la importancia de cotizar también sus pensiones.

Con la entrada en vigencia de la Ley 1250 de 2008 se logró exonerar del aporte para pensiones a las personas que devengan menos de un salario mínimo - lo que resulta apenas lógico – y hace poco alguien que sufrió la desorganización por cuenta de las ‘PILAtunas’ de ciertas administradoras y del propio Ministerio, me contaba que para ser atendido oportunamente en su EPS bastó con un chequeo en un computador, sin que tuviera que llevar sus recibos de los tres últimos pagos y someterse a que lo trataran como un mentiroso en la entidad de salud a la que asistía.

Habrá mucho por mejorar y quizás con más publicidad y ayuda de todas las entidades se hubiesen podido evitar los traumatismos que, dicho sea de paso, cada vez son menos. Lo cierto es que la PILA, después de todo, no es tan mal invento y sus resultados tendrán que ser difundidos con mayor acierto entre la población que todavía se pregunta ¿y de la PILA qué?  

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad