Publicidad
Jue Mar 30 2017
20ºC
Actualizado 08:11 am

El género es masculino | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-09 05:00:00

El género es masculino

Isabel Ortiz está bravísima con Jairo Martínez por sus diferencias frente a la “perspectiva de género”. Como Jairo, yo no conozco a Isabel sino de pasadita, pero no significa que no tenga conocimiento de su trabajo, y la admiro profundamente por ello porque sé que es fruto de su tesón y su persistencia.
El género es masculino

Conozco en parte su discurso a favor de las mujeres, y la respeto por eso; pero conozco también su discurso gramatical, y así como le veo mucho fundamento a lo primero siento su debilidad en lo segundo. Es cierto que ellas han ganado espacios en la Real Academia Española (no de la Lengua, como dice ella) y ‘juez’ terminó designando al hombre y ‘jueza’ a la mujer, aunque la terminación ‘ez’ se trate de un sufijo que determina sustantivos abstractos femeninos, como ‘lucidez’, por ejemplo.

Así, la batalla gramatical de las feministas ha “ganado” espacios que en la lengua no han sido propiamente masculinos, como los sufijos en ‘nte’, que significan “que ejecuta la acción expresada por la base”, como presidente, agobiante, dirigente, gerente, crujiente, y cuyo género depende del artículo, no de la palabra per se. En cambio, en terminaciones aparentemente femeninas, como artista, por ejemplo, no ha habido mayor discusión; el artista y la artista siguen siendo artistas, tal vez sin que sientan que los están cambiando de sexo. Un hombre es ‘una’ persona que está ‘contenta’ y ‘dichosa’ por ser persona; una mujer es ‘un’ ser humano ‘encantado’ con el papel de que fue ‘encargado’; he aquí dos enunciados que hablan de un sexo con género gramatical contrario, sin que por ello se trate de insinuaciones excluyentes ni insultos sociales.

Isabel habla de términos genéricos, como ‘EL individuo’ y ‘EL ser humano’; o colectivos, como ‘EL personal docente’ y ‘EL alumnado’, que son sustantivos masculinos, y tal vez no se incomoda por ello. Su propuesta está planteada desde su visión en contra del machismo campante, que ha dejado muchas dudas a lo largo de la historia de la humanidad. Me gusta su postura, y la apoyo de todo corazón.

El problema grave, que le quita muchísima fuerza a su excelente discurso contra el machismo y la exclusión de las mujeres, es que se está metiendo con la gramática, y ahí sí se notan sus falencias.

Apoyo a Isabel en su lucha feminista, y apoyo a Jairo en la suya por la gramática; dos peleas distintas que, por el bien común, no deben ser mezcladas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad