Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

Temas Urbanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-10 05:00:00

Temas Urbanos

La muerganización.- El término es de Orlando Serrano Giraldo; con otro inquieto amigo, Iván Hurtado Hidalgo, vienen usándolo en su programa “Carátulas” (UIS Stereo), para referirse al estado lamentable de Bucaramanga como hábitat para la vida humana –para no calificar el de los perros callejeros-;
Temas Urbanos

pero no es solo problema bumangués sino de las ciudades ante todo de los otrora llamados países subdesarrollados y ahora emergentes, diciéndonos mentiras como si el solo cambio de la denominación tuviera la magia de cambiar la realidad. Que el vertiginoso deterioro de la calidad de vida en las ciudades sea fenómeno generalizado, con variaciones según posición político-económica del país al cual pertenecen, no habilita a nadie para aceptarlo como algo “natural”, “dejémoslo así” y que siga la rumba del dejar pasar.

Resultado de la cultura y generadoras de renovados comportamientos sociales, las ciudades pueden cambiar de rumbo con administración y el empeño de los afectados que son los ciudadanos. La “muerganización” es lo contrario de “Ciudad Bonita” que está confundiendo otra vez deseo con realidad; en estos países hay pocos lugares urbanos para fotos turísticas de lo bello, porque la mayoría del espacio está ocupado con barrios cargados de problemas acumulados, que van desde los de movilización e invasión del espacio público, hasta la inseguridad, las construcciones espontáneas y los servicios deficientes.

Y cuando se intenta meterles el diente, si es que lo permiten los recursos, la educación ciudadana, los urbanizadores, los saqueadores públicos y privados del Estado, viene la copia sin imaginar alternativas.

Hablo del caso del pico y placa. ¿No hay otras medidas colaterales que aceleren la movilización y contengan la contaminación vehicular, si entendemos que lo primero es la gente? Educar en el cambio de costumbres para no entrar y salir todos a la misma hora del trabajo o al colegio, dejar la nostalgia campesina de almorzar con sancocho en la casa generando 4 “picos”, cuando todo el flujo vehicular se podría repartir equilibradamente al menos en 18 horas.

Favorecer transportes masivos, aunque la Metrolínea ya sea obsoleta, quitándole estímulos a la venta de vehículos particulares -las motos, que son una de las mejores muestras de “muerganización”, las están entregando con la cédula-, porque lo que importa, antes que la ciudad, es vender y vender. Propuestas y sugerencias hay para enfrentar patologías urbanas puntuales. Porque las estructurales exigen replantear el modelo de sociedad para que, por ejemplo, la seguridad ciudadana no sea fuente de bienestar social, sino al revés.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad