Las gorditas también tienen su encanto | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Sep 21 2017
20ºC
Actualizado 10:00 pm

Las gorditas también tienen su encanto | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-10 05:00:00

Las gorditas también tienen su encanto

Sólo basta encender el televisor y ver la película ‘El diario de Bridget Jones’, para que usted se una a la famosa frase: ‘Las gorditas tienen su encanto’.
Las gorditas también tienen su encanto

Para muchas personas no sólo vale tener unas medidas de reina, sino una personalidad arrolladora, una cara casi perfecta, un buen sentido del humor, ser inteligente, pero ante todo ser sencilla y espontánea al actuar.

Quizá a usted le haya llegado a su correo electrónico un mensaje con las diferencias de salir con una mujer delgada y una mujer con kilitos de más.

Si usted es de los que detesta que su futura conquista vaya a todos los lados con el tarro de agua o que antes de comer cualquier alimento pregunte las calorías y elija ‘pasto’, seguramente estará tentado a leer este artículo.

Un no se qué en un no se donde

Si usted se detiene a analizar las reinas que se elegían décadas atrás, encontrará la diferencia. No eran obesas, pero sí tenían caderas pronunciadas y rostros bellos. No era un pecado que se les marcaran ‘cachetes’ en el rostro.

Por eso, usted puede ser una reina total sin importar cuánto pese. Las gorditas tienen su encanto.

El encanto de la gorda Fabiola

¿En dónde se esconde el encanto de la gorda Fabiola?
Esta actriz y humorista lo dice sin pensarlo dos veces.
“Físicamente el pelo y la cola”. Sin embargo, no deja de lado su gran corazón.

Los anteriores atributos los une por supuesto a su personalidad recia y arrolladora.
Por eso envía un mensaje especial a cada mujer gordita, para que “tenga una gran personalidad para arrasar con todo lo que quiera. Está en ti y en tu
carácter aceptarte como eres y enseñar a la gente a que te quiera”.
El tip que regala a las demás mujeres pasadas de kilitos es: “todos los días me levanto y me digo soy bella, soy divina”.

Explote su belleza

1. No olvide que la ropa interior negra le favorecerá. Elija una sexy pero que no la haga ver desagradable. La mejor opción, si usted es una gordita caderona, serán los cacheteros, que no sólo recogerán esos kilos de más sino que no le darán una imagen de abuelita.
2. Trabaje en su autoestima si la tiene por el piso. Mire a su alrededor cuántas gorditas de más sonríen y tienen pareja estable. Es el momento de destacar sus atributos y demás cualidades que la hacen única.

LISTA
Los pecados de una gordita

1. Creer que por estar pasada de kilos debe usar ropa interior de abuela.
2. Sacrificar un plan a cenar porque se sentirá incómoda ante su buen apetito.
3. Descuidarse y creer que no puede lucir sexy, sólo porque tiene sobrepeso.
4. Pensar que sólo puede ser amiga, pero nunca la pareja estable de un hombre.
5. Sentirse menos que sus amigas delgadas y sacrificar esas noches de rumba tan sólo porque es gordita.
6. No bailar porque piensa que todas las miradas están centradas en sus ‘gorditos’.
7. Vestirse como un hombre con camisas grandes y pantalones muy anchos, olvidando su feminidad.
8. Descuidarse porque ya se considera obesa y sigue comiendo de manera descontrolada.
9. Creer que porque ya es una persona obesa no debe hacer ejercicio.

preguntas y respuestas
Paloma Bahamón / Socióloga

¿Qué hacer ante la imagen que se vende de ‘prohibido ser gordo’?
Ahora hasta los hombres están enganchados en esa neurosis del cuerpo perfecto y la industria y gran parte de la medicina no hacen sino inventar absurdos para mantener a la gente en esa enfermedad de la perfección física. Hombres que se inyectan silicona en el abdomen para que parezca en forma de chocolatina, por ejemplo.

Lo importante es establecer programas educativos, medios éticos, propuestas pedagógicas éticas y no obsesionados con ejercer la cirugía plástica sólo con el afán de lucro.
Mientras nos movamos en un esquema tan superficial que juzga a la gente por su apariencia y mientras esto mueva mucho dinero, es difícil recordarle a la gente y hacerle creer a la gordita que también puede ser bella y valiosa.

¿La figura está discriminando incluso puestos laborales?
Si incide. Con esta presión tan fuerte que no sólo discrimina al gordo sino al flaco, al bajito, al negro, al de facciones indígenas, al de piel con acné, al que se viste ‘raro’ o no sigue la moda, a la que no se alisa el pelo, al que no usa corbata sino tenis, al diferente, al independiente.

preguntas y respuestas
Dora Herrera / Facilitadora de desarrollo personal

¿Cómo hacer para que las personas gordas se quieran y tengan autoestima, sepan que también pueden enamorarse, tener cargos exitosos?
Una persona gorda desde su obesidad debe descartar la razón por la cual es obesa, si son factores hereditarios, biológicos, si es su sistema hormonal y hacer tratamientos. De paso adquirir hábitos alimenticios para que se acepte, se quiera e invierta en una mejor imagen.

Una vez  haya tomado conciencia de su ser, debe alimentar su autoestima, conocerse, saber qué le gusta, qué le disgusta, qué cosas se guarda en la vida, qué retiene, aplicar la inteligencia emocional.
Si me acepto tal y como soy después de conocerme, me estimo y  me amo. Así voy a tener apertura para conocer a otros, empiezo a aceptar a los otros, a estimarlos o amarlos, a lograr plenitud en el amor.

Los gorditos y las gorditas tienen su encanto porque llevan paz interior y la proyectan, reflejan lo que sienten de ellos en su rostro, en lo que lucen, saben lucir esos símbolos, saben comunicarse. Son personas seguras de lo que son y tienen.
Algunas personas se cierran a su imagen de obesas e incluso se deprimen. ¿Cómo no caer en ese estado?

Lo importante es evitar llegar al aislamiento, se debe tomar conciencia de que se necesita la vida social, la vida familiar. Al satisfacer las necesidades de relacionarme con otros, con confianza y seguridad, me permito asumir mi propia esencia y no caer en la depresión.
Se trata de tomar el riesgo, de asumir la confianza y seguridad en sí misma, decir ‘necesito eso’, ‘quiero eso’, son afirmaciones positivas para apoyarnos con mucha fuerza.

Tampoco se debe caer en el uso de lenguaje peyorativo ni permitir que otra persona me diga ‘esa gorda’ o ‘ese gordo’. Se trata de no perder el sentido de la vida, de persona valiosa, se debe tener siempre esa llama encendida.
Se debe trabajar la autodeterminación que genera voluntad, disciplina, metas. Al desarrollar mi voluntad, eso me da valor para conseguir lo que quiera, sobre todo, ese proyecto de vida.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad