Las sonrisas de Colombia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-12 05:00:00

Las sonrisas de Colombia

Los viajeros llegaron tarde, despu√©s de un largo vuelo atrasado de varias horas. La compa√Ī√≠a ¬ďrespondi√≥¬Ē debidamente y los mand√≥ a pernoctar en un hotel cercano al aeropuerto.
Las sonrisas de Colombia

Los viajantes hicieron horas extras, también las personas de la cadena de atención: personal en tierra, conductor de la buseta, meseras y cocineras. Pocas horas después, las mismas empleadas del hotel estaban aquí, sonrientes, dispuestas a servir los desayunos a los viajeros que debían seguir hasta su destino.

La mesera sonriente se excus√≥: ¬ďestoy que me duermo¬Ē.- ¬ďLa noche tuvo que ser corta, con el regreso a casa a estas horas.¬Ē - ¬ďNo, dorm√≠ aqu√≠ en el s√©ptimo piso, por eso tengo sue√Īo¬Ö no dorm√≠ casi porque ten√≠a s√≥lo un colch√≥n y sin cobijas¬Ö sent√≠ mucho fr√≠o y dorm√≠ poco¬Ē. Lo cuenta con calma, sin quejarse; s√≥lo fue as√≠. Sonr√≠e.

Esas son las sonrisas de Colombia. Buen genio y humor frente a los abusos. ¬ŅY qu√© de los derechos laborales? ¬ŅC√≥mo quedan los descansos y el pago de las horas extra? ¬ŅQu√© pasa con las condiciones de trabajo? Colombia despreocupada ¬Ė ¬Ņresignada? - sonr√≠e en el rostro de esta joven quien trabaj√≥ seguido desde el d√≠a anterior. ¬ŅGanar√° m√°s que el m√≠nimo? ¬ŅPensar√° que es mejor no quejarse ¬Ė menos con el turista cliente ¬Ė porque muchas m√°s aspiran a trabajar?
Mientras Colombia sonr√≠e, Europa se preocupa y Francia empez√≥ a gru√Īir; no est√° acostumbrada a ¬ďLa Crisis¬Ē, a la que se le atribuyen todos los males actuales, pasados y por venir.

El 29 de enero se realizaron concurridas marchas en las calles de las principales ciudades, en un d√≠a de paro que la gente no quer√≠a pasara inadvertido para desmentir al presidente Sarkozy, quien determin√≥ una vez que ¬ďaqu√≠ se hace huelga y nadie se da cuenta¬Ē. Ya preparan la pr√≥xima para marzo. ¬°Dos huelgas generales en tres meses! Los franceses reaccionan en coro cuando se les vulneran sus derechos laborales adquiridos y se afecta su poder de compra.

Nadie est√° dispuesto a trabajar m√°s para ganar menos, como lo sugiere el gobierno. Pero en empresas, almacenes u hospitales, el ambiente est√° ¬ďpesado¬Ē, la gente se rega√Īa y rivaliza con mal genio. Falta la sonrisa, a√ļn si √©sta no es sin√≥nima de felicidad. Ni tanto, ni tan poquito. Podemos aqu√≠ re√≠rnos de los problemas, pero no ufanarnos de la falta de soluciones porque ¬ďsomos as√≠¬Ē, aguantadores a morir.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad