HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Ene 20 2018
27ºC
Actualizado 01:44 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-12 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

A lo largo de esta vía se pueden observar tres o cuatro antenas de alta frecuencia que sirven a diferentes operadores de ondas en la ciudad. Los vecinos de estas cuadras hemos empezado a sufrir de dolores de cabeza e insomnio debido a estas radiaciones que sin ser notadas a primera impresión, sí están afectando nuestra salud. Lo empezamos a detectar por unos tenues y constantes zumbidos que se pueden sentir con más fuerza durante las noches y altas horas de la madrugada.

En este vecindario vivimos familias con niños en edades escolares y nos preocupa gravemente esta situación, de modo que no sólo estamos denunciando nuestra queja por medio de este espacio del periódico, también estamos elevando esta petición a la Secretaría de Gobierno municipal para que se adelante una investigación sobre la legislación que rige la instalación de estas antenas en las zonas urbanas densamente pobladas y sus efectos potenciales y peligrosos sobre la salud humana.

Estas antenas han sido instaladas en las azoteas de edificaciones que sólo operan como oficinas o negocios diurnos, de modo que ellos mismos no son afectados de manera tan directa y constante como lo somos nosotros, quienes dormimos junto a ellas. Estamos seguros de que fueron instaladas sin consultar a las autoridades especializadas.

Eduardo Martínez Ojeda

Un salto al vacío

El ex ministro Arias se lanzó al agua como candidato presidencial. Como en política hay tantos altibajos, no se sabe cuál será la suerte del hoy llamado “Uribito”. Si el presidente Uribe opta por una segunda reelección, la suerte de Arias será incierta, pensando en los 7 millones de la pasada.

Si no, la esperanza estará fundada en los terratenientes que recibieron sus buenas acciones y los arroceros, muy seguramente, porque de $850 la libra, a los pobres nos tocó comprarla hasta $1500 y con un bajón enorme, nos quedó a $1250. De modo que los pobres no estarán dispuestos a que nos gobierne alguien que mira más para los dueños de la plata.

Tampoco estarán muy contentos los pequeños agricultores porque junto con el Min-protección crearon las famosas granjas tecnificadas con el fin de proteger la salud de los colombianos, pero que afectan notoriamente a quienes deben organizarlas con la tecnología que se pretende. La reforma agraria de que tanto se habló, no es lo que se esperaba y esas ayudas al campesinado fueron más para los pudientes que para los que verdaderamente necesitados.

Por ello, la situación no es clara, pero como los pesos son votos, quizá Arias espere que el poder del dinero lo lleve a la primera magistratura. No se sabe qué piense el partido conservador al cual pertenece, ese que se ufana de estar con la justicia social cristiana, si le da su aval o prefiere quedarse donde está: con Uribe. Y otra cosa será el pensar de los demás contrincantes como el Polo o el partido Liberal, a los que en nada agradó su accionar como ministro. Algún periodista nuestro dice “Uribito” o un salto en garrocha” yo diría: un salto al vacío.

Tobías Herrera Méndez

Teleférico de Mérida

En alguna oportunidad conocí el Teleférico de Mérida-Venezuela, considerado el más alto y segundo más largo del mundo, el cual recorre 12.5 km., a una velocidad promedio de 5 m/s, desde la estación Barinitas, en la ciudad de Mérida, hasta la estación Pico Espejo, desde donde se divisa el Pico Bolívar, o el punto más alto de Venezuela.

El trayecto se divide en cuatro tramos con cinco estaciones, en las que el turista disfruta la variedad de servicios.

Barinitas (1.577 m.s.n.m.) es la primera estación donde se compran los boletos que asignan la hora de ingreso a una cabina con capacidad para cuarenta personas, treinta sentadas y diez de pie, acompañadas de un guía turístico. La Montaña (2.436 m.s.n.m.) o segunda estación, ofrece una vista de la cuenca del río Chama y del Parque Nacional Sierra de la Culata. La Aguada (3.452 m.s.n.m.) o tercera estación, permite apreciar los bellos frailejones, Pico Bolívar y Parque Nacional Sierra de la Culata. Loma Redonda (4.045 m.s.n.m.) o cuarta estación, ofrece show musical, tienda de souvenirs, restaurante y paseos en mula, hasta las lagunas. Finalmente, Pico Espejo (4.765 m.s.n.m.) o quinta estación, donde se halla un mirador con una estatua de la Virgen de las Nieves.

Lo que emociona y agrada del largo recorrido, es el hecho de sentir los vacíos, encontrar y admirar variedad de paisajes, disfrutar las atracciones y la gran variedad de servicios que ofrece cada estación y sobre todo, llegar a la cima donde se sienten la altura, el frío y se admiran maravillas de la naturaleza. Lamentablemente, ese sueño hecho realidad se disfruta poco, porque la insuficiencia de aire no permite permanecer mucho tiempo allí.

Diana María Tovar Osorio

Servicio de buses

Quisiera guardar por completo el auto pero no se encuentra un servicio de buses que permita viajar en condiciones normales, porque los conductores por la guerra del centavo paran donde quieren y por estar parando en todos lados les quedan cortos los tiempos de recorridos y cuando se cree que lo dejarán en la parada demarcada, ¡ahí sí no paran! y si paran lo dejan en mitad de la vía. Y no se le ocurra hacer el reclamo porque ahí sí lo dejan bien lejitos por reclamar.

Por otro lado, es un asco subirse a algunos buses, asientos rotos, pasamanos oxidados, el piso sucio, así sea el primer recorrido del día, la música a todo volumen, en esas condiciones ¿quién se atreve a guardar su carro? ¿Qué entidad controla a los buses urbanos? ¿Cómo los dejan prestar un servicio publico en tan lamentables condiciones? ¡Y eso que vivimos en la Ciudad Bonita! ¡Qué vergüenza para el turista!

Amparo Rueda Díaz

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad