Oficinas de propaganda | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
22ºC
Actualizado 10:13 am

Oficinas de propaganda | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-13 05:00:00

Oficinas de propaganda

Por espacio de dos décadas, cuando menos, gobernaciones y alcaldías de Colombia han financiado el funcionamiento de centros de propaganda, disfrazados de oficinas de prensa, desde las cuales, no sólo se desangra la Tesorería pública, sino que se promueve, falsamente, la figura de los mandatarios de turno a costa de los contribuyentes.
Oficinas de propaganda

Son dependencias inspiradas en el modelo establecido por el famoso Goebbels, propagandista de Hitler, desde las cuales se realizan grandes esfuerzos por construir de los gobernantes, una imagen de calidad que no siempre concuerda con la realidad. Este modelo, sin embargo, ha colapsado estruendosamente y los administradores públicos se encuentran este año con la realidad de que deben reforzar estas dependencias de manera radical, con el fin de que cumplan la misión informativa y pulcra que les corresponde, de modo que los ciudadanos sepamos qué hacen de verdad nuestros gobernantes, en vez de propalar maquilladas «informaciones» construidas en laboratorio, que terminan por engañar a electores y ciudadanos en general.

¿Cómo se llegó a esta situación? Ante el deseo de los políticos de carrera de asegurarse un trozo de la torta de poder para siempre. Porque el recurso de estos dirigentes ha sido financiar campañas publicitarias como diputados, que les permiten ser elegidos como alcaldes y luego, con mayor razón en su condición de alcaldes, para dar un salto todavía más arriba. Los contribuyentes pagamos por este ejercicio propagandístico que ningún beneficio trae.

En el pasado cuatrienio fueron tales los excesos cometidos desde algunas oficinas de prensa de instituciones políticas en el país, que el 2009 ha comenzado con una visión diferente de su desempeño: el replanteamiento de su misión se hace obligatorio para ahorrar recursos que deben ser destinados a mejores propósitos y para avanzar en el tema de la transparencia, que sólo tiene cabida con el ejercicio libre de la prensa y no con el fleteo permanente—y a alto costo—, de quienes están llamados a defender el interés general, en ejercicio de la que García Márquez llamara la mejor profesión del mundo.

Las oficinas de propaganda que diariamente rinden homenaje al gran amigo de Hitler, tienen los días contados en Colombia, además porque los gobernantes, finalmente, han comprendido que la imagen que surge de las mentiras y la simple reiteración del mensaje no se sostiene ante la realidad de una nación que reclama eficiencia indiscutible en el gobierno.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad