Un fracaso lamentable | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
21ºC
Actualizado 06:07 pm

Un fracaso lamentable | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-14 05:00:00

Un fracaso lamentable

¬ďMucha tela qu√© cortar¬Ē, es el t√≠tulo que Pierre Raymond da a la¬† investigaci√≥n del surgimiento y fracaso de la empresa ¬ďHilados y Tejidos de San Jos√© de Suaita¬Ē.
Un fracaso lamentable

Los hermanos Caballero Barrera: Lucas, Julio, Alfredo y Carlos Alberto, concibieron una f√°brica que produjera chocolates, harinas, licores, az√ļcares y tejidos de algod√≥n, empe√Īo bien intencionado, pero dif√≠cil. Heredaron de su padre Julio C√©sar Caballero Echeverr√≠a extensas propiedades rurales en San Jos√©, corregimiento de Suaita. Comenzaron en 1908, pensaban que pronto vendr√≠an las v√≠as para transformar la vida regional mediante esfuerzo agroindustrial.

Ve√≠an la necesidad de capitales for√°neos para el desarrollo nacional, y lo obtuvieron.¬† Naci√≥ la empresa de un cr√©dito Francobelga, pero adquirieron¬† equipos de segunda mano; la similar industria antioque√Īa surg√≠a simult√°neamente con equipos nuevos y capital nacional. Los acreedores extranjeros buscaban aqu√≠ rendimientos especulativos del capital invertido, pero no desarrollo social.

Varias crisis afectaron el funcionamiento de la empresa; los Caballero fueron desplazados por los banqueros, quienes asumieron la administración, vinieron dos guerras mundiales, surgieron dificultades de familia para cancelar deudas de la empresa en New York; los acreedores embargaron bienes que Julio tenía allí por razón de negocios propios.

Al morir Julio, su yerno, el abogado Alfonso L√≥pez Michelsen, apoder√≥¬† a su esposa, su suegra y cu√Īadas para hacer valer la acreencia contra Lucas, Alfredo y Carlos Alberto. Como su padre Alfonso L√≥pez Pumarejo era Presidente, el conflicto fue utilizado por¬† la oposici√≥n conservadora. Entraron en acci√≥n hijos de los cuatro hermanos Caballero y mientras acciones judiciales cursaban¬† en juzgados del Socorro y ante la Superintendencia de Sociedades, creci√≥ la deuda salarial y la producci√≥n fue mermando, hasta quedar reducida a telas r√ļsticas; la inepta administraci√≥n no moderniz√≥ equipos.

La v√≠a carreteable lleg√≥ a la f√°brica en 1934 mejorando la grave situaci√≥n de transporte, que tuvo etapas primitivas en bueyes y mulas. La regi√≥n produc√≠a ca√Īa para fabricaci√≥n de az√ļcar y algod√≥n no suficiente para abastecer la f√°brica. El trigo y el cacao proven√≠an de lugares distantes.

Las tierras fueron invadidas y los complicados problemas sindicales causaron distintos impactos; los cambios administrativos, la visión de los nuevos herederos propietarios, todo se sumó para fracaso total. Hoy el corregimiento recuerda su pasado en el museo de algodón, obra de Raymond, ilustre francés, que se ocupa de nuestros campesinos y de su situación social atrasada, requerida de ayuda.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad