El delito de la automanía | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-27 05:00:00

El delito de la automanía

La invención de los automotores es en sí misma un hito positivo en el progreso de la humanidad. Su utilidad es evidente lo mismo que su comodidad. Aunque todos los adelantos técnicos comporten riesgos no debemos oponernos.
El delito de la automanía

 

Sus beneficios positivos dependen en √ļltima instancia de su uso racional.

Lamentablemente la automan√≠a y la inconsciencia social y ecol√≥gica los han transformado en aparatos tan peligrosos como las bombas y las ametralladoras, y a sus conductores en potenciales ¬ďdelincuentes¬Ē.

No me refiero solamente a las crecientes muertes por accidentes de tr√°nsito sino tambi√©n el da√Īo evitable que est√°n causando a la salud, al medio ambiente, a la econom√≠a social y al desarrollo sostenible.

La contaminación ambiental, las enfermedades respiratorias, el estrés, el recalentamiento global, el deterioro del ambiente natural etc., proceden en buena parte de la irracional utilización de los automotores.

La gente est√° olvidando el sano caminar porque todo desplazamiento debe hacerse en carro. Y lo que es peor, est√° impidiendo, con esos aparatos parqueados en cualquier parte y contaminando innecesariamente el aire, el saludable tr√°nsito por las ciudades.

Muchos bumangueses no s√≥lo los utilizan para hacer ¬ďmandados¬Ē sino que se quejan de la congesti√≥n vehicular, de no poder parquear en cualquier parte y porque las autoridades est√°n defendiendo o recuperando los andenes y las pocas zonas verdes que nos quedan.

Es alarmante que en Colombia, seg√ļn datos de Econometr√≠a S.A, entre 2055 y 2007 no s√≥lo se triplicaron las ventas de veh√≠culos sino que aquellos de gran consumo de combustible aumentaron en un 300%, y estratosf√©ricamente aquellas de las motos.¬† Entre tanto, ¬°Oh paradoja!, en los EEUU, seg√ļn el The New York Times las ventas de veh√≠culos de gran cilindrada, disminuyeron el a√Īo pasado en m√°s del 20%.¬† Somos pues oligarcas pobres.

A esto se a√Īade que el Estado est√° gastando (de fondos necesarios para la salud, educaci√≥n, etc..) millonadas para subsidiar el combustible que gastan estos burgueses, aut√≥manos.

Tenemos que luchar contra este ¬ďdelito¬Ē en varios frentes: crear conciencia ecol√≥gica y social; desestimular el uso del carro particular; mejorar el servicio p√ļblico y estimular su utilizaci√≥n; castigar con impuestos tanto de compra como de rodamiento, en forma progresiva a su cilindraje, a aquellos veh√≠culos de alta gama que no sean instrumentos de trabajo; hacer cumplir rigurosamente las normas de circulaci√≥n y parqueo; pico y placa; fomentar la adecuaci√≥n de parqueaderos; estimular la bicicleta sobre la moto imponiendo impuestos justos, altos requisitos de manejo y rigurosos reglamentos de circulaci√≥n y parqueo tambi√©n a esta √ļltima etc..,etc.,etc.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad