Comienza el juicio por la agresión a una ecuatoriana en un tren de Barcelona | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-18 21:07:15

Comienza el juicio por la agresión a una ecuatoriana en un tren de Barcelona

La justicia espa√Īola juzgar√° ma√Īana a Sergi Xavier M.M., el joven procesado por la agresi√≥n racista a una menor ecuatoriana en el interior del vag√≥n de un tren, el 7 de octubre de 2007, en la ciudad de Barcelona.
Comienza el juicio por la agresión a una ecuatoriana en un tren de Barcelona

El acusado afronta una petici√≥n de condena de tres a√Īos de prisi√≥n solicitada por la Fiscal√≠a, que considera que el ataque constituye un delito contra la integridad moral y otro de lesiones.

La agresión quedó grabada por las cámaras de seguridad del tren, y en las imágenes se ve a Sergi Xavier propinando diversos manotazos y una patada a la menor, mientras le lanza insultos racistas ante la pasividad de otro viajero.

La acusaci√≥n p√ļblica pide que se proh√≠ba al imputado cualquier tipo de comunicaci√≥n durante cuatro a√Īos con la v√≠ctima, de 15 a√Īos en el momento de los hechos, y que se le condene a pagar una indemnizaci√≥n, cuya cuant√≠a se deber√° determinar en fase de ejecuci√≥n de la sentencia.

A ra√≠z de la agresi√≥n, la joven sufri√≥ un cuadro de ansiedad compatible con un estr√©s postraum√°tico moderado, seg√ļn la Fiscal√≠a.

En el juicio, el Gobierno regional catal√°n, que se ha personado como acusaci√≥n popular, pedir√° una pena de 20 meses de c√°rcel y una multa de 750 euros (1.913 mil pesos), as√≠ como que se proh√≠ba al acusado acercarse al lugar donde vive la v√≠ctima durante dos a√Īos.

También solicita que se condene a Sergi Xavier M.M. a seguir dos cursos educacionales y formativos en sendas ONGs, una que luche contra el racismo y otra que trabaje para prevenir la violencia machista.

Las im√°genes de la agresi√≥n tuvieron una gran difusi√≥n medi√°tica y despertaron una gran indignaci√≥n no s√≥lo en Espa√Īa, sino tambi√©n en el pa√≠s de origen de la menor.

En una visita a Barcelona días después de los hechos, la ministra de Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, dijo que se trataba de un delito "flagrante" y anunció que el Ejecutivo se ocuparía personalmente de las gestiones legales del caso, porque querían que fuera "ejemplificador".
 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad