Publicidad
Publicidad
Mi茅 Dic 7 2016
23ºC
Actualizado 10:19 am

Dios es tambi茅n humano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-19 05:00:00

Dios es tambi茅n humano

Sucede a veces que se oye calificar (mejor dicho, descalificar) algunas conductas con esta frase poco ben茅vola:
Dios es tambi茅n humano

聴Esa persona tiene un comportamiento demasiado humano.

Yo, por m谩s que lo pienso, no llego a convencerme exactamente de que un comportamiento pueda ser 芦demasiado humano禄.

Por mi parte, observo m谩s bien con cierta frecuencia, comportamientos muy poco humanos. Y quiero citar, en apoyo de mi impresi贸n, el testimonio directo de una religiosa: 聯A menudo nos encontramos con mujeres consagradas no adultas, pueriles, demasiado monjas y poco mujeres, tal vez dulzonas o acaso amargadas聰.

Evidentemente estamos pagando las consecuencias de una secular y obstinada prevenci贸n respecto a lo humano. Se olvida que tambi茅n lo humano est谩 incluido en la salvaci贸n realizada por Cristo. Y por consiguiente lo humano ha sido afectado tambi茅n por la gracia. Y a pesar de esto, en ciertos ambientes religiosos, lo humano es todav铆a sospechoso o incluso objeto de difamaci贸n. Se olvida que lo humano, si es aut茅ntico, no puede menos que ser bueno.

Por desgracia, hay todav铆a en circulaci贸n espiritualidades que operan dicotom铆as arbitrarias entre cuerpo y alma, materia y esp铆ritu, y no advierten que el origen de estas teor铆as es plat贸nico, no ciertamente cristiano. No tienen conciencia de que descartan con desenvoltura (quiero decir: profanan) la encarnaci贸n, o sea, la realidad de un Dios que no tuvo miedo de aparecer 芦demasiado humano禄.

Se ha dicho, con una bella expresi贸n, que Cristo es 芦el rostro humano de Dios禄.

Con Cristo, la humanidad de Dios irrumpe en la historia. La humanidad de Cristo es el sacramento de Dios: signo visible y tangible de la plenitud de vida del Padre que 茅l nos viene a revelar.

聯Quien me ve a m铆 est谩 viendo al Padre聰 (Jn 14, 9).

聯Todo momento humano de Cristo asume una fracci贸n de vida y de historia, en la que el Dios escondido desciende para hacerse discurso, experiencia, sufrimiento, amor, libertad, amistad, contradicci贸n, salvaci贸n del hombre. As铆 todo gesto, toda palabra, hasta el silencio del hijo del hombre, es como una ventana abierta a la inefable e inagotable humanidad del hijo de Dios. En Cristo el enigma divino del hombre se abraza con el misterio humano de Dios聰.

La humanidad de Cristo es el lugar en el que Dios encuentra concretamente al hombre.

Este 芦Dios con nosotros禄 es, ante todo, un Dios que se ha hecho como uno de nosotros.

Para que nosotros pudi茅ramos estar con 茅l y ser como 茅l.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad