Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 11:32 am

La irresponsabilidad y la crisis financiera mundial | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-21 05:00:00

La irresponsabilidad y la crisis financiera mundial

Según el Fondo Monetario Internacional, el crecimiento de la economía mundial en 2009 sería del 0%. Sí. Como consecuencia de la honda crisis que golpea al planeta, no habrá crecimiento económico este año, es decir, el mundo retrocederá en materia de economía. Y esa si es una hecatombe.
La irresponsabilidad y la crisis financiera mundial

La dimensión de ello no ha logrado medirse. Tampoco sus consecuencias. Y preocupa sobremanera que en Colombia esta crisis, cuyo fondo y espectro reales nadie ha sido capaz de establecer a cabalidad, no se ha tomado con la seriedad que las cosas exigen.

Dicen que nuestra economía está blindada. ¿Blindada dependiendo en grado sumo de la de Estados Unidos, epicentro de la crisis? ¿Blindada cuando por todo el planeta hay crisis? ¿Blindada cuando la Andi reconoció hace poco que el país está técnicamente en recesión industrial? Mejor es que demos a las cosas una mirada más realista.

Esta crisis económica arrastra a millones de seres por todo el orbe a la miseria, aumentará el número de personas que mueren de  hambre y de enfermedades curables y aumentará dramáticamente la brecha entre ricos y pobres.

Lo increíble es que todo empezó por el reiterativo acto de irresponsabilidad que hubo en las catedrales del capitalismo financiero, donde durante años se especuló sin cuento ni medida para acumular desmesuradamente capital y despilfarrar sin vergüenza, hasta que lograron quebrar la confianza mundial en el mercado.

Es la crisis de la irresponsabilidad. La propiciaron profesionales jóvenes que trabajaban como hormigas 16 o 18 horas al día, tenían coches Ferrari, vivían en lujosos apartamentos de Nueva York, iban a Londres a almorzar y luego volvían a la “Gran Manzana”. Ellos, los traders, banqueros y economistas de Wall Street, los sumos sacerdotes del mundo especulativo, fueron los parteros de la gran debacle.

“Los mercados de hoy son unos muchachos jóvenes que están ahí en unas mesas, mirando una computadora, que no tienen tiempo de pensar, que reciben informes de unos que se creen genios y la mayoría de las veces se equivocan”, dijo Domingo Cavallo, curtido ex ministro de Finanzas argentino, explicando las causas de la crisis.

El mundo no puede seguir dependiendo de muchachos que se pasan la vida corriendo como hámsters dentro de una rueda, siempre especulando, insatisfechos, buscando todos los días acumular un poco más. Esta es la crisis a la que fue lanzado el planeta por hombres de ambición descontrolada, quienes empujados por la inercia de comprar y vender con un ‘mouse’ desde su escritorio, ponían precio al riesgo y lo subastaban, como si la humanidad fuera un juego de mesa.

El mundo tiene que reaccionar y poner coto a esto. La economía no puede seguir moviéndose más por intuición que por racionamiento e información.

Los artífices de la crisis desdeñaron las advertencias de sesudos economistas como Paul Krugman. Todo por la avidez de unos jóvenes anhelantes de vivir cual estrellas de de cine. El mundo es algo más que eso y exige que gente más responsable maneje la economía.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad