Primero el derecho | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 09:20 pm

Primero el derecho | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-21 05:00:00

Primero el derecho

Grande es el esfuerzo que ha hecho el mundo por la prevalencia del Derecho sobre la fuerza. Van en contramano quienes propenden a lo contrario.
Primero el derecho

Está inscrito el postulado en el orbe entero y no se concibe la mundialización excluyéndolo. Nuestro ejemplo es la Unión Europea, superando conflictos, promoviendo los acercamientos, hasta llegar a una Constitución, que en Francia tuvo conocido revés. Han cambiado los esquemas de pensamiento, el propósito ambiciona acabar las guerras, las revanchas, que serán dolor del pasado, cuando avancemos en este sendero incontrovertible: El derecho sobre la fuerza.

Como los pueblos asumen por igual esta esperanza, los gobernantes han de producir soluciones a los problemas permanentes, conservando este ideal por sobre los empeños negativos que busquen subvertirlo. En sus criterios orientadores esta política implica la defensa de las minorías, que después de las guerras se ha convertido en situación permanente, las migraciones forzadas que en casos tienen repatriaciones, no siempre dables.

Si se contempla la defensa de minorías extranjeras, con mayor acento las minorías nacionales requieren instrumentos de defensa dentro del derecho. Nosotros tenemos graves situaciones, valga como ejemplo el caso de los desplazados por acción de quienes apelan a la fuerza para apoderarse de sus tierras o para adquirirlas a precios viles, o simplemente para dominaciones violentas en nombre de revoluciones desuetas e imposibles.

Se tiene que las familias desplazadas son agrupaciones muy débiles dentro de la sociedad; hoy están recibiendo atención a sus problemas, pero la principal será la de tener el asidero del derecho que las proteja, por sobre la fuerza, que necesario es reputar efecto transitorio propio de gentes extraviadas que buscan imponerse contra toda forma de justicia, toda forma de derecho.

Nuestra América no puede convertirse en una caricatura, o una forma de indecisión al respecto. Los pueblos deben exigir la prevalencia del derecho sobre la fuerza, y basarse en los procedimientos de la democracia para estatuir sus gobiernos, derrotando los caudillos de diversa nota.

Se impone una ética del progreso, de la ganancia, tanto para los particulares como para los gobernantes, dueños de ciertos Estados con fementidos procedimientos. Sus falsos lemas no han de ganar terreno a las formas democráticas que son el basamento de que la fuerza no pueda estar sobe el derecho nacional o internacional. Colombia continuará fiada de la inteligencia, no de la fuerza.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad