Publicidad
Publicidad
Mar Ene 24 2017
19ºC
Actualizado 07:41 pm

Facebook modificar√° condiciones de uso | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-22 05:00:00

Facebook modificar√° condiciones de uso

Facebook cumpli√≥ 5 a√Īos. La cifra, aunque no es demasiado grande, evidencia la firmeza que la p√°gina de la Web 2.0 tiene. Pero quiz√° haya una cifra m√°s diciente que la anterior: sus 175 millones de usuarios activos, que lo convierten en el sitio social con m√°s concurrencia de la Red.
Facebook modificar√° condiciones de uso

La compa√Ī√≠a, dirigida por un joven de 24 a√Īos llamado Mark Zuckerberg, sigue pensando m√°s en prestar un servicio agradable, divertido y sencillo, que en encontrar la forma de hacer una fortuna con √©l. Pero una reciente controversia sobre la propiedad del contenido en la p√°gina, es indicativo del cuidado que debe tener la empresa con temas como la √©tica, la privacidad y la propiedad intelectual.

175 millones es poco

Cinco a√Īos despu√©s de que el proyecto iniciara como una entretenci√≥n de un grupo de estudiantes de Harvard, est√° claro que ¬ĎFacebook¬í se ha convertido en una s√≥lida y reconocida marca a nivel mundial.

Lo que muchos se preguntan es cu√°nto m√°s tardar√° la p√°gina en generar ingresos. Seg√ļn algunos analistas, es urgente que Facebook halle una forma de hacerse rentable.

Lo m√°s probable, sin embargo, es que si la cantidad de gente que se vincula sigue aumentando como lo ha hecho hasta ahora, los inversionistas se sientan satisfechos y la p√°gina pueda evolucionar a su antojo.

Por su parte, Zuckerberg afirma que el objetivo sigue siendo atraer a m√°s usuarios, y hacer cada vez m√°s f√°cil y seguro comunicarse.
El sistema interactivo, hasta hoy traducido a 35 idiomas, aunque hay otros 60 en lista de espera para ser aprobados, podr√≠a multiplicar su cantidad de adeptos durante los pr√≥ximos a√Īos.

Privacidad y propiedad

Los Sitios Sociales se esfuerzan por dar a sus usuarios cada vez más opciones de privacidad que puedan usar para proteger su información, o para dirigirla de forma más inteligente.

Lo anterior es apenas lógico: si sitios como Facebook integran en un sólo sistema, familiares, viejos amigos del colegio, amistades actuales y miembros del trabajo, es más que natural que sus usuarios no quieran compartir todo lo que publican, con todos los que están en su cuenta.

Pero la controversia m√°s fuerte que se ha desatado en Facebook hasta el momento, no fue sobre privacidad, sino sobre la propiedad del contenido publicado. Seg√ļn los directivos de la p√°gina, hubo serios malentendidos respecto a la nueva cl√°usula del sitio, que llevaron a muchos a pensar que Facebook quer√≠a apropiarse del material que ¬Ďsubieran¬í sus usuarios.

La misma plataforma de Facebook fue escenario de fuertes críticas; cientos de grupos en todos los idiomas advertían sobre el supuesto peligro, y las negras intenciones ocultas del sitio.

Para remediar lo anterior, la p√°gina no s√≥lo ha vuelto a regirse por sus antiguas condiciones de uso, sino que ha invitado a los miembros de su comunidad a que participen en el proceso de elaboraci√≥n de una nuevas ¬Ďreglas de juego¬í; una declaraci√≥n de Derechos y Responsabilidades.

Los grupos

Además de las violaciones a la privacidad, otro fenómeno fuertemente criticado de los Sitios Sociales es el de la propaganda no-ética.

En un caso particular, el propietario de YouTube, Google Inc, se ha visto involucrado en toda una batalla legal. Seg√ļn sus demandantes, era responsabilidad de Google remover un video en donde unos muchachos se burlaban de un amigo con S√≠ndrome de Down.

Facebook ha enfrentado problemas similares, como la demanda que recibi√≥ porque supuestamente facilitaba a grupos antisemitas realizar campa√Īas de racismo por Internet. La p√°gina clausur√≥ los grupos en cuesti√≥n y expres√≥ en un comunicado su m√°s profundo rechazo a ese tipo de expresiones.

Aun as√≠, no es muy dif√≠cil encontrar ejemplos de violencia en los grupos de Facebook. Campa√Īas de odio contra los ¬ĎHippies¬í, el ¬ĎMessenger¬í de MSN y hasta a la cantante Shakira, protestas violentas contra almacenes de cadena y empresas telef√≥nicas, por no hablar de los grupos que piden ¬Ďerradicar¬í a los inmigrantes, o declarar la guerra a pa√≠ses vecinos.

Control

Este tipo de demandas ha abierto un complejo debate sobre las posibles soluciones al problema, aunque muchas de las propuestas son demasiado radicales.
Unos pretenden que todo material se revise y se apruebe antes de ser publicado, aun cuando provenga de millones de usuarios. Esto, por cierto, acabaría de plano con los Sitios Sociales, ya que va totalmente en contra de la idea tras la Web 2.0, una red de interacción inmediata.

Otros afirman que basta con que un grupo de administradores est√© pendiente del material que los mismos usuarios se√Īalen como ¬Ďinapropiado¬í. Todos los usuarios de Facebook, por ejemplo, tienen la opci√≥n de ¬Ďreportar¬í los grupos, comentarios, fotograf√≠as o cualquier material que consideren viola las normas de convivencia dentro del sitio.

Sin embargo, se ha visto que este sistema permite que el material inapropiado circule y subsista durante mucho tiempo, antes de ser debidamente censurado.

Celebrar sí, pero el futuro

La l√≠nea de computadores personales Macintosh, mundialmente conocida como ¬ĎMac¬í, fue presentada a finales de Enero de 1984, y sus modelos iniciales fueron los primeros con teclado, mouse, y una interfase gr√°fica en ser comercialmente exitosos.

Hoy, la l√≠nea tiene 25 a√Īos, aunque su empresa fabricante, Apple Inc, no va a celebrar el hecho. Steve Jobs, Jefe Ejecutivo de la compa√Ī√≠a (quien durante la primera mitad del a√Īo ejerciera el cargo desde su casa, mientras se recupera de un peligroso desorden metab√≥lico), aleg√≥ que lo importante no es lo que se ha hecho en el pasado, sino lo que aun est√° por hacerse.

Su empresa sigue lanzando modelos en la l√≠nea Mac, bajo el nombre ¬ĎiMac¬í, un paquete completo con Hardware fabricado por la compa√Ī√≠a, y dise√Īado espec√≠ficamente para el Sistema Operativo que la empresa tambi√©n dise√Īa para las m√°quinas.

Apple adem√°s produce las l√≠neas de computadores de escritorio Mac Mini y Pro, los ordenadores port√°tiles MacBook, MacBook Air y Pro, los dispositivos port√°tiles de m√ļsica iPod y el Tel√©fono Inteligente iPhone. Pareciera que Steve tiene raz√≥n: hay mucho en qu√© pensar sobre lo que se hace hoy, y m√°s sobre lo que se har√° ma√Īana.

Aun as√≠, muchos entusiastas de la marca y miembros de la Comunidad Mac celebraron la ocasi√≥n especial. La actitud de Steve, por supuesto, fue controversial; algunos sienten que la compa√Ī√≠a est√° dej√°ndolos de lado, y rest√°ndole importancia al apoyo que le dieron en los peores momentos, mientras que otros opinan que es un proceso natural y que la compa√Ī√≠a debe enfocarse en llegar a las masas mientras la Comunidad, ese n√ļcleo de usuarios antiguos y fieles, debe seguir su camino, aunque ya no sea de la mano de Apple.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad