Publicidad
Vie Mayo 26 2017
22ºC
Actualizado 09:53 pm

Real: Mucho corazón, poca cabeza | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-21 23:35:55

Real: Mucho corazón, poca cabeza

El Real Santander dejó escapar dos puntos en condición de local al empatar esta tarde sin goles ante Patriotas de Boyacá.Como siempre, el Real fue un equipo de mucho corazón, que corrió y batalló cada pelota en todo el terreno de juego del estadio 'Álvaro Gómez Hurtado', pero esta vez, fue un equipo al que le faltó cabeza para desentramar el esquema puesto por los dirigidos por Mario Vanemerak.
Real: Mucho corazón, poca cabeza

Un jugador es importante cuando su presencia en el campo de juego permite el lucimiento colectivo y explota las virtudes de sus compañeros, pero ante la pupila de los espectadores, esa importancia cobra significado cuando dicho jugador está ausente.

Y eso le pasó esta tarde al Real que sin Sergio Luna, su capitán histórico que pagaba una fecha de suspensión por acumulación de amarillas, lució desordenado, sin muchas ideas y sobre todo, sin quién filtrara balones a espaldas de la última línea de Patriotas para que Sergio Romero sacara ventaja con su velocidad.

El primer tiempo, César Polo y Romero, la dupla que hizo tanto daño en los tres juegos anteriores de este torneo, se dedicó a pelear en solitario ante los cuatro defensas de Patriotas, todos grandotes, encabezados por César Vásquez, que en el cuerpo a cuerpo siempre les ganaron a los hombres de blanco.

En la complementaria, el técnico Martín Peluffo mandó al campo a Diego Herrera, otro hombre rapidísimo, con lo que abrió las bandas y el equipo logró llegar con más claridad.

Las cabalgatas del lateral por izquierda, Juan Fernando Pulgarín, fueron un constante dolor de cabeza para Patriotas en esos últimos 45 minutos y por ahí llegaron las mejores opciones de gol que, o fueron bien salvadas por el portero uruguayo Pablo Tourn, o no encontraron quien metiera la punta del pie para concretar el tan buscado tanto.

Patriotas ofreció muy poco en ataque y salvo un tiro en el palo en un tiro libre de Sergio Vianchá, no creó mayores riesgos para el cuadro blanco.

Se empató en casa, pero el Real siguió sumando, menos mal para el juego del próximo miércoles regresa Sergio Luna, el cerebro de este equipo en el que sobra corazón para seguir soñando con la clasificación.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad