Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
25ºC
Actualizado 03:29 pm

Walter Mercado, peso pesado de la economía | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-22 05:00:00

Walter Mercado, peso pesado de la economía

En las crisis los economistas se ponen de moda. En la  prosperidad nadie se acuerda de releer a Smith, a Keynes, al Viejo Marx. Hoy, que las bolsas del mundo enloquecen, que  se quiebran bancos y que prósperos timadores se derrumban con sus malabares de matipongo, se desempolvan esos textos. 
Walter Mercado, peso pesado de la economía

Yo por ejemplo, me acuerdo de mi profesor de econom√≠a en el Externado. Nunca supe su nombre porque le dec√≠an el Sepulturero, de negro hasta los pies vestido. No¬† sonre√≠a, a excepci√≥n del momento en que calificaba a alguien con un uno. Lo √ļnico que pude entenderle en sus¬† clases sobre el dinero y¬† la plusval√≠a, fue aquello de que la econom√≠a era como el¬† hor√≥scopo de un peri√≥dico.

Desde entonces leo el hor√≥scopo de Vanguardia, su autor es¬† mi amigo,¬† el Senador Hugo Serrano.¬† Se parece a Cayetano el torero tremendista, o al Gallo, un torero gitano agorero que no sal√≠a a la plaza si se le atravesaba un gato negro. Predice¬† desastres; lo √ļnico positivo es velas rojas, muchas velas rojas. Tratando de vislumbrar¬† el futuro incierto plagado de negros nubarrones, la Sociedad de Ingenieros invit√≥ a Eduardo Sarmiento. Escribe en el Espectador, es uno de los buenos columnistas. Es como leer una novela de terror o el Apocalipsis.

A pesar de sus predicciones ominosas contra el manejo económico de Uribe, el país crecía a un ritmo desaforado. Aconsejaba mano dura al gasto, la inflación nos ahogaría  en ese río incontrolable de billetes. Nada de eso sucedió. Hoy, cuando la globalización y las teorías neoliberales parecen irse a pique, Sarmiento dijo en Bucaramanga lo contrario. Gastar y gastar, elevar los salarios a niveles impensados, emitir sin control hasta causar una desbordada inflación que no la pueda detener ni el dique imaginario de la represa del Sogamoso. Así será, dijo el médico Hansen, un tratamiento de choque. Además no existe el dinero, es una entelequia, dijo el Novelista Reyes Jurado.

Una amiga se fue a vacaciones a Santa Marta, me dej√≥ $ 50.000 para que se los entregara al regreso; marqu√© el billete con una rayita, sospechaba que era falso, fui al m√©dico y pagu√© la consulta con el billete de mi amiga, el m√©dico pag√≥ en el Monte P√≠o y sac√≥ el fonendoscopio empe√Īado, el agiotista pag√≥ en la tienda un mercado, una interminable cadena de pagos se sucedieron as√≠. A la semana el billete regres√≥ a mis manos deshaci√©ndose la cadena¬† y se lo entregu√© a mi amiga. Todo en orden. Con el billete se pagaron mil cosas, en √ļltimas¬† el billete era una necedad. S√≠, una necedad como la del Jeque Al√≠ Cachin de Emiratos √Ārabes, coment√≥ el Loro √Ālvarez.

Alquilar 4 pisos en el Dann Carlton para sus 40 concubinas, es tan extravagante como quererse llevar a Asprilla para el Chelsea Football Club. No es a Asprilla, es a Kaka le dijo alguien. Yo cre√≠ que Kaka era Asprilla. Luego replico, no entienden de¬† econom√≠a, el petr√≥leo de los √°rabes servir√° en el futuro como el carb√≥n, solamente para escribir en las paredes. S√©panlo, el tarot de Walter Mercado¬† es lo √ļnico confiable. La Opep, el Polo, el Partido Conservador y el PartidoLiberal, figurar√°n pronto en Animal Planet como especies en extinci√≥n.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad