La Audacia de la esperanza | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
22ºC
Actualizado 10:07 am

La Audacia de la esperanza | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-24 05:00:00

La Audacia de la esperanza

Quien desee conocer más a fondo quién es, qué piensa, cómo actúa, su formación académica, religiosa, ideológica, política y sus valores, debe leer el libro La Audacia de la Esperanza, escrito por Barack Obama, el actual Presidente de los Estados Unidos, cuando era Senador por el Estado de Illinois.
La Audacia de la esperanza

De lectura fácil, puede servir de guía para muchos jóvenes que quieren triunfar en la vida teniendo como ingredientes para el éxito la integridad, el coraje, la disciplina, el esfuerzo, la persistencia y la fe. Bueno también para las figuras nuevas en la política.

Este personaje tenía muchos factores en contra, especialmente su origen racial y sus limitaciones económicas frente a rivales millonarios. Pero con un discurso fresco, sin sectarismos, que inspiraba sinceridad y dirigido a todo el espectro político sin importar si su elector potencial fuera demócrata, republicano o independiente, fue venciendo poco a poco los formidables obstáculos hasta convertirse en el dirigente más importante del planeta. Claro, rodó con mucha suerte, que se define cuando se juntan la oportunidad con las capacidades. Fue decisivo el desprestigio y el desgaste de Bush especialmente por la guerra en Irak y definitivo el colapso del sistema financiero de los Estados Unidos en el momento crítico del debate electoral.

El apoyo de la clase media y de la juventud fue decisivo. Lo obtuvo con su discurso político cuando afirmaba: “Me molestan las políticas que favorecen únicamente a los ricos y poderosos y no al ciudadano medio; creo en la evolución, en la investigación científica y en el calentamiento global. Creo en el libre mercado, en la competición y en la capacidad emprendedora.

Rechazo la política basada únicamente en la identidad racial, el género o la orientación sexual. Creo que muchos de los males que aquejan a las ciudades proceden de una quiebra cultural que no puede curarse solo con el dinero y que nuestros valores y nuestra vida espiritual son al menos tan importantes como nuestro Producto Interno Bruto. Lo preocupante es la enorme distancia entre los desafíos a los que nos enfrentamos y la pequeñez de nuestros políticos y nuestra distracción frente a lo insignificante y trivial”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad