La terminal del Río Yuma | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 09:20 pm

La terminal del Río Yuma | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-26 05:00:00

La terminal del Río Yuma

El primer acto oficial al que asistí en mi condición de alcalde de Barrancabermeja, Sept. 70, fue a las orillas del Río Yuma cuando el presidente Misael Pastrana daba vía libre a la misión holandesa que estudiaría la recuperación del Río. Unos 15 años después, en alguna reunión en la que se hablaba del Río, el ex Presidente me preguntaba si yo sabía qué había pasado con ese estudio y hay que reconocerlo, ni él ni yo, ni nadie tenía ni idea de ello.
La terminal del Río Yuma

Con la Constituyente, la Constitución del 91 instituye “Art. 331.- Créase la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena, encargada de la recuperación de la navegación, de la actividad portuaria, la adecuación y la conservación de tierras, la generación y distribución de energía y el aprovechamiento y preservación del ambiente, los recursos ictiológicos y demás recursos naturales renovables.”

Por su parte, el plan de ordenamiento urbano elaborado por la Universidad de los Andes, 1970, entre sus recomendaciones invita a recuperar toda la zona urbana portuaria de la ciudad, ya entonces en deterioro, igual que el Río; aduce la Universidad que allí fue su origen histórico, con el asentamiento de los yariguíes y el paso de los españoles hacia el interior del país.

Por eso, bienvenida la terminal fluvial de pasajeros Yuma, que atenderá la navegación desde Puerto Berrío a Magangué; esperamos se constituya en el polo de la recuperación urbana de la zona, ojalá incluida la reconstrucción de la capilla de San Luis Beltrán, donde fuimos bautizados buena parte de los oriundos de esa tierra de mi generación. ¡Añoranzas!

Lastimosamente la recuperación del Río, como lo dispone el Art. 331 de la C. N., donde se volvieran a ver peces saltando a las embarcaciones, variedad de animales en las orillas, barcos como el David Arango,... ¡más añoranzas!, es una quimera; para ello también sería indispensable recuperar sus afluentes, empezando por el Río Bogotá que, por más esfuerzos y promesas de la CAR, semeja una alcantarilla.

Y como de historias se trata, fue agradable oír a mi amigo, el gobernador Serpa, hablar del Río Yuma, nombre con el cual los yariguíes designaban el Río antes de ser bautizado Río Grande de la Magdalena por Jiménez de Quesada y sus hombres, al quedar extasiados ante su majestuosidad, al conocerlo al llegar a Bocas de Ceniza.

Y una invitación a mi también amigo, el alcalde Contreras, no hablemos de Barranca, hablemos de Barrancabermeja, como fue bautizado por Jiménez de Quesada, Bartolomé de las Casas y compañeros, al ver no una barranca sino unas barrancas bermejas; o volvamos a llamarla Latora, como la llamaban los aborígenes. Lástima que muchos de mis paisanos rechacen el gentilicio barramejo, porque les suena a pendejo, barramejo es más expresivo del nombre sonoro de mi ciudad, que barranqueño.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad