Publicidad
Mar Abr 25 2017
26ºC
Actualizado 11:24 am

Y de nuevo la cuaresma... | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-26 00:29:22

Y de nuevo la cuaresma...

Cada a√Īo nos preparamos con la Cuaresma que se inicia con la liturgia y los signos del Mi√©rcoles de Ceniza, a vivir y celebrar de nuevo el Misterio Pascual. Durante este tiempo todos los cristianos, de una u otra manera, nos preparamos a vivir los acontecimientos de la Pasi√≥n, Muerte y Resurrecci√≥n de Jesucristo, nuestro Salvador.
Y de nuevo la cuaresma...

La Cuaresma apareci√≥ solamente al inicio del siglo IV en el Oriente, donde se hablaba de ejercicios cuaresmales como experiencia particularmente penitencial.¬† En el Occidente no est√° tan clara como en el Oriente la pr√°ctica de la Cuaresma. No obstante, San Agust√≠n habla mucho de ella y tambi√©n San Ambrosio, quien al referirse a la Cuaresma afirma ¬ďdurante este tiempo se hac√≠a ayuno, excepto los s√°bados y domingos, para terminar en la Pascua del Se√Īor¬Ē.

Una caracter√≠stica particular del tiempo cuaresmal es el ayuno, que seg√ļn la Palabra de Dios (Isa√≠s, Joel, etc.) no consiste fundamentalmente en dejar de comer cosas, sino especialmente en dejar a un lado todo lo que desde mi coraz√≥n me da√Īa y da√Īa al pr√≥jimo; es decir, es un ayuno m√°s del mal que de lo material.

Los cuarenta d√≠as de ayuno que propone la Cuaresma recuerdan los cuarenta a√Īos que el pueblo de Israel vivi√≥ en el desierto, los cuarenta d√≠as de El√≠as en el monte Oreb y el ayuno de Jes√ļs en el desierto.

Al comienzo se celebraba la Cuaresma desde el primer domingo hasta el jueves santo para completar los cuarenta d√≠as de ayuno, pero se decidi√≥ comenzar la cuaresma el mi√©rcoles anterior al primer domingo; d√≠a en el cual ¬ďlos penitentes¬Ē daban comienzo a la penitencia p√ļblica que los preparaba a la Semana Santa.

En este d√≠a el ¬ďpecador¬Ē confesaba sus pecados, se vest√≠a de costal, recib√≠a la ceniza y era separado de la comunidad hasta el momento de la reconciliaci√≥n, que le permit√≠a participar en el triduo pascual. Poco a poco esta celebraci√≥n se convierte en la iniciaci√≥n al ayuno cuaresmal; posteriormente, durante el medioevo, llega a ser solamente una expresi√≥n de devoci√≥n cristiana.

La renovaci√≥n propiciada por el Concilio Vaticano II ha integrado este rito dentro de la celebraci√≥n eucar√≠stica, enriqueci√©ndola con una f√≥rmula nueva tomada de la palabra de Dios, que ayuda a comprender el significado m√°s profundo del tiempo cuaresmal: ¬ďConvi√©rtete y cree en el evangelio¬Ē. (Mc. 1, 15).

La Cuaresma es entonces el tiempo propicio para que el cristiano examine seriamente su vida, retome el seguimiento de Cristo, renueve sus relaciones con los demás hermanos y haga un esfuerzo por ser mejor. Esta es la invitación.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad