¿Lunático yo? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 05:43 am

¿Lunático yo? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-27 05:00:00

¿Lunático yo?

No precisamente vive en la luna, por lo general se le considera ‘lunático’ a esa persona que cambia de estados de ánimo de un momento a otro.
¿Lunático yo?

Un día está efusivo, pero al otro día no quiere que nadie lo determine ni le dirija la palabra.

En ocasiones cualquier palabra puede irritarlos, e incluso llevarlos a actuar con agresión.

Por eso, muchos creen que cambian así como cambia la luna, o que incluso ésta les modifica su estado de ánimo.

La verdad es que no importa si es luna llena, menguante, creciente o luna nueva, pues en el momento menos esperado no saluda, pone su peor cara y pasa el día así sin causa aparente.

Los expertos explican que en el fondo una persona que cambia de temperamento a cada instante, esconde algo más en su interior que un simple mal humor.

preguntas y respuestas
Camilo Umaña / Psiquiatra

¿Por qué se utiliza este término de lunáticos?
En la antigua Roma de los Césares asociaban los cambios de comportamiento de las personas a la presencia de la luna llena y se acomodó el nombre de lunáticos a este tipo de personas con cambios de comportamiento. Sin embargo, se han realizado estudios científicos y realmente no hay asociación entre las fases de la luna y el comportamiento humano. El hecho es que hay una serie de enfermedades que se caracterizan por oscilaciones en el comportamiento que pueden ser de forma súbita y entre ellas se encuentra el trastorno afectivo bipolar, el trastorno explosivo intermitente y el trastorno de personalidad inestable.

Estas patologías presentan en el fondo posibilidades de presenciar conductas agresivas súbitas, incluso ante estímulos mínimos, por ello estas conductas se vuelven prominentes para las personas del medio familiar, de amigos y conocidos y son blanco de sus críticas.

¿Cómo trabajar sobre ese cambio de estados de ánimo?
Hay que explorar la historia de los cambios de comportamiento y realizar un diagnóstico, porque nadie que tenga cambios de comportamiento súbitos puede ser considerado patrimonio de una personalidad adecuada o de tener salud mental íntegra y normal. Hacerles reconocer a las personas con alteraciones de comportamiento súbito que eso es perteneciente a un síntoma de alguna enfermedad mental es como insultarlos, maltratarlos y denigrarles, porque usualmente no están dispuestos a reconocer su conducta y muy raramente acuden por mano propia a una consulta.

Las personas a su alrededor, familia, amigos, etc, ¿cómo abordar la situación y cómo acercarse a la persona que tiene esos cambios de ánimo?
Las personas que le rodean tienen que entender que los cambios de conducta pertenecen a enfermedades mentales susceptibles de tener tratamiento y curarse.
Todo lo que se haga por ayudarles a realizarse tratamiento es poco, pues la peor diligencia es la que no se hace.
Se requiere en principio que la familia y las amistades se unan en criterios similares para realizar sistemáticamente un señalamiento de la conducta bamboleante que permita concientizarle de que es susceptible salir de dicha conducta con un tratamiento psicológico y psiquiátrico.

preguntas y respuestas
Olga Susana Otero / Psicóloga

¿Qué pasa con las personas que tienen cambios constantes en su estado de ánimo?
Tienen una sensación de vacío en el alma, se sienten solas y que nadie aparecerá a socorrerlas, así racionalmente sepan que es posible encontrar ayuda. 

¿Qué se esconde detrás de ese cambio de ánimo de un momento a otro?
La tristeza. En vez de llorar se pelean con los demás, se defienden, la rabia es vivida como fortaleza y la tristeza como debilidad, mediante una creencia inadecuada. Generalmente tienen miedo y pueden haber vivido experiencias en las que sintieron mucho miedo, estuvieron impotentes (cuando niños) y no apareció la ayuda de los adultos que los rodeaban para ayudar.

¿Cómo empezar a trabajar en este tipo de comportamientos?
Intentar tener unos comportamientos más equilibrados sin picos de aceleración  y lentitud no es fácil. Hay que buscar el origen del vacío que es siempre una pena o dolor en los vínculos con nuestros padres.
Seguir un proceso de búsqueda interior con una persona especializada es una muy buena forma de comprender, de crecer y soltar los asuntos pendientes.

¿Cómo pueden ayudar los amigos y familiares? ¿Es bueno hablarles en ese momento o esperar a que ellos vuelvan a su estado habitual?
Con un buen diagnóstico y un buen tratamiento. Puede ser una depresión enmascarada de acelere, impaciencia, actividad extrema. La depresión es una disminución de la producción en el cerebro de neurotransmisores cerebrales y los psiquiatras son expertos. Otra forma de ayudar es oyendo, escuchando, acompañando y mejor aún, permitiendo que consigan un terapeuta especializado.

Alternativas de ayuda

Tanto la medicación como la psicoterapia son parte de las alternativas presentadas por los expertos para encontrar solución.

El primer paso es determinar si se trata de una depresión o trastorno bipolar. Este último se da por un desbalance químico del cerebro y requiere medicación.

Pero para casos más leves, la psicóloga Olga Susana Otero explicó que la medicina bioenergética o combatir el estrés intenso con la acupuntura, el yoga, el Reiki y otras prácticas alternativas pueden ayudar a mejorar la sintomatología.

LISTA
Preocúpese ante estas señales

1 Falta de control en la ira
2 Pasar de un estado normal a la ansiedad, la irritabilidad o la depresión.
3 Sentimientos crónicos de vacío.
4 Confusión de su propia identidad.
5 Impulsividad en los comportamientos.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad