Grímpolas | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
23ºC
Actualizado 10:13 am

Grímpolas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-27 05:00:00

Grímpolas

El martes pasado, la Academia de Historia de Santander otorgó el título de “Huésped de Honor” de la Casa de Bolívar al señor Embajador de Francia en Bogotá, Jean Michel Marlaúd, quien disertó sobre la Declaración de los Derechos humanos.
Grímpolas

La sesión especial fue presidida por el titular, Académico-Presidente, ingeniero Miguel José Pinilla Gutiérrez. El discurso de fondo de presentación estuvo a cargo del también Académico y Magistrado, Rafael Gutiérrez Solano.

Tuvo ocasión el exaltado de comprender ampliamente cómo estaba, bajo techo de antigua edificación de la noble ciudad de Bucaramanga, denominada “Casa de Bolívar”, en homenaje al Libertador de cinco Repúblicas Americanas, nacientes del ideal independientista de sus pueblos. Palacio Presidencial, varios meses del año 1828, cuando simultáneamente deliberaba la Convención de Ocaña, corporación política aglutinante de las dos vigentes expresiones partidistas -los Bolivianos, intérpretes de Bolívar, Centralistas; y los Santanderistas, de Francisco de Paula Santander, Federativos”. Había llegado el joven país a la división más enconada. Ubicados los dos jefes, el uno en Bucaramanga, amenazante, rodeado de edecanes y estafetas y, el otro en Ocaña, en el seno de la misma Convención, brioso, vigilante de sus prospectos.

Las amplias salas de la casona, encaladas y adornadas por artesanos del entorno y los ventilados corredores y jardines tocados por las damas de la ciudad, fueron durante la extensa visita presidencial, admirable y riguroso escenario de gobernabilidad que varios personajes, locales y extraños, tuvieron ocasión de compartir en la constante preocupación del Mandatario.

Entre éstos un francés, militar, escritor y biógrafo, además bohemio, nacido en Montelimar el 14 de septiembre de 1780. En 1816 entró al país, por Cartagena procedente de Las Antillas, prontamente actuante en superiores grados del ejército colombiano. Se casó con una dama bumanguesa distinguida de apellido Mutis. En febrero de 1837 murió trágicamente en París. Las memorias de Bolívar sobre su estadía en Bucaramanga, fueron escritas por Perú de la Croix y publicadas, posteriormente, en varias ocasiones y en distintas ciudades del mundo.

Ampliada toda esta información al diplomático Marlaúd, al siguiente día regresó a su sede muy complacido de su título, de Bucaramanga y de su gente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad