De Roma a Groenlandia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-02-27 05:00:00

De Roma a Groenlandia

En la comunidad del ciberespacio se cuecen relaciones inusitadas y se hacen invitaciones audaces. A trav√©s de ¬ďFacebook¬Ē me pidieron unirme al grupo que sugiere trasladar al Vaticano a Groenlandia.
De Roma a Groenlandia

La invitaci√≥n que me han cursado contiene sugestivas promociones. ¬ďSabemos de su fe en el Redentor¬Ē, comienza diciendo la nota. Luego a√Īade, ¬ďcreemos que Benedicto ha hecho m√°s que muchos otros Papas por el racionalismo¬Ē. A esas alturas, el ej√©rcito de mis prejuicios religiosos ya hab√≠a bajado la guardia.

Nada seduce m√°s a un hombre libre que el tentador veneno de la raz√≥n. ¬ď¬ŅO acaso la cadena de sus equivocaciones p√ļblicas no constituye la m√°s valiosa contribuci√≥n al desmoronamiento del dogma de la infalibilidad Papal?, continuaba la invitaci√≥n. Y para remate, a√Īad√≠a ¬ďadem√°s sus rojos zapatos de Prada lucir√≠an muy bien en la alabastrina nieve √°rtica¬Ē.

¬ŅEquivocaciones? Bueno, acusar al mundo isl√°mico de proclividad a la violencia, traer al redil al excomulgado Williamson sin importar que √©ste siga negando el holocausto, persistir en la no renovaci√≥n de la iglesia y ahondar en los asuntos que desunen los credos del mundo, no es poco. La tozudez en temas como el celibato de los cl√©rigos, la comuni√≥n de los divorciados y la febril oposici√≥n al cond√≥n, raya en la ridiculez.

Quiz√°s desde que el Papa Bueno, Juan XXIII, sorprendi√≥ al mundo con la convocatoria al Concilio Vaticano II y ratific√≥ su intenci√≥n de mantener a su reba√Īo en un camino abierto a la ¬ďreforma permanente¬Ē para presentar de una manera nueva el mensaje cristiano, no presenciamos una verdadera intenci√≥n ecum√©nica.

Y la Iglesia romana se est√° quedando sola. Juan XXIII, defensor de la libre cr√≠tica, a menudo repet√≠a: ¬ďPreocup√©monos por lo que une y dejemos aparte lo que nos divide¬Ē. Benedicto excluye, usa el b√°culo para demarcar una √©lite de cat√≥licos ¬ďaut√©nticos¬Ē, que amenaza con convertir al catolicismo en una secta, como indica el respetado te√≥logo Hans K√ľng.

K√ľng criticaba con la libertad que Jes√ļs predic√≥ y practic√≥ (¬ďno se hizo el hombre para la ley, sino la ley para el hombre¬Ē) el dogma de la infalibilidad, que era visto desde fuera de la iglesia como un absurdo. Ratziger, en 1980, como Prefecto de la Congregaci√≥n para la Doctrina de la Fe, prohibi√≥ a K√ľng seguir ense√Īando teolog√≠a. Despu√©s de todo esto, me uno: ¬°el Vaticano a Groenlandia!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad