Publicidad
Mié Feb 22 2017
22ºC
Actualizado 08:17 pm

¿Y ahora, quien podrá defendernos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-01 05:00:00

¿Y ahora, quien podrá defendernos?

La grave situación económica que técnicos y analistas preveían para este año, comenzó a evidenciarse más temprano que tarde, como consecuencia de la miopía del Gobierno de Uribe que no ahorró en la época de las vacas gordas, y su incapacidad para avizorar cómo se iba a afectar Colombia con la caída de los precios del petróleo, un dólar caro y la crisis financiera mundial.
¿Y ahora, quien podrá defendernos?

Al contrario de lo que sostiene el Ministro de Hacienda, que el país está blindado contra los fenómenos que hoy tienen en vilo al mundo, todos los analistas coinciden en que éste será un año para apretarse el cinturón hasta el último ojal.

Lo peor, es que por la vanidad del Gobierno, que no da su brazo a torcer, ahora todos los colombianos vamos a pagar los platos rotos. A la par con la caída del petróleo, que en julio del año pasado alcanzó los US$147/barril, experimentamos una baja vertical en la inversión petrolera, porque con el barril del petróleo que hoy se cotiza cerca de los US$42, no existen incentivos para la exploración que requiere de millonarias inversiones.

Como si esto fuera poco, los colombianos comenzamos a sentir la presión de la devaluación del peso, que esta semana alcanzó los niveles de junio de 2006, cuando el dólar se cotizó por encima de los $2.600. Sin embargo, el Gobierno que tanto protege a los exportadores que se benefician con un dólar caro, no lo es tanto con los importadores, que están perdiendo competitividad.

Pero los peor librados en esta crisis somos los colombianos del común, que vemos cómo se han disparado los productos de la canasta familiar; cómo aumenta el desempleo; el sector automotriz y la industria de la construcción -los mayores empleadores-, se resienten y hasta los medicamentos, la mayor parte importados, comienzan a registrar precios por encima del 100% con relación al año pasado.

Con un dólar caro y nuestras exportaciones básicas a menor precio, es muy difícil que se reactive la industria nacional. Esto provocará una desaceleración. Según informes de la ANDI, la producción industrial cayó en un 3.5% el año pasado. La crisis económica ya nos llegó y afectará a los colombianos y, no es que sea ave de mal agüero, como dice mi buen amigo Sergio Rangel; hasta el Banco de la República sostiene que “este año tendremos menos exportaciones en volúmenes y en precios y una caída en las remesas”. Si esto lo dice la máxima autoridad económica del país que es el Emisor, quiere decir que aquí no estamos blindados ni siquiera contra las chuzadas del DAS.

Contrario a los años anteriores, 2009 será fatal para Ecopetrol, pues se calcula que su utilidad caerá a cuatro billones de pesos, es decir casi la tercera parte de los beneficios que obtuvo en 2008. ¿Seguirá en estas condiciones Ecopetrol siendo la caja menor del Gobierno? ¿Que dirán los accionistas privados?
Nota al margen: Otro escándalo en el DAS ratifica que esta institución lamentablemente se ha convertido en una tenebrosa trinchera desde donde se ataca la democracia. Lo grave no es quien chuza sino quien ordena chuzar.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad