“Al DAS lo liquidó hace rato el gobierno con su proceder”: Ramiro Bejarano | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

“Al DAS lo liquidó hace rato el gobierno con su proceder”: Ramiro Bejarano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-01 05:00:00

“Al DAS lo liquidó hace rato el gobierno con su proceder”: Ramiro Bejarano

La denuncia de que el Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, tendría intervenidos los teléfonos de varias personalidades del país, especialmente de los opositores al Gobierno, generó un nuevo escándalo público.
“Al DAS lo liquidó hace rato el gobierno con su proceder”: Ramiro Bejarano

Es la tercera vez en los últimos tres años que el organismo de inteligencia se involucra en escándalos por grabaciones ilegales y actos de corrupción.
El ex director del DAS y abierto opositor al uribismo, Ramiro Bejarano, habló con Vanguardia Liberal sobre este hecho, y aseguró que las grabaciones ilegales son consecuencia de poner la entidad al servicio de intereses particulares.

En el anterior gobierno de Álvaro Uribe Vélez, Bejarano hizo parte de una comisión encargada por Presidencia para diagnosticar y reestructurar el DAS, sin embargo, asegura el ex director, esto no ha ocurrido, sino que, por el contrario, el “cáncer” al interior de esa institución sigue creciendo.

¿Era previsible este nuevo escándalo en el DAS?

Sí, por la sencilla razón de que el Gobierno no adoptó los correctivos para que eso no ocurriera, y va a seguir pasando si el Gobierno continúa en la misma tónica. Esta situación se suscita por la negligencia o por la delincuencia que está enquistada, más que en el Das, en la Casa de Nariño.

Es decir, ¿el DAS se politizó?

Es un problema que se origina en el Gobierno Central, del que no puede decirse que está ausente el Presidente de la República, ni muchos de sus subalternos.

¿Cómo es el DAS que dejó usted y el que hay ahora?

El que yo dejé era un DAS en el que el director gobernaba las actividades de inteligencia de la institución. El director de mi época controlaba todo lo que se hacía y además, todo lo que se hacía era con orden judicial, dentro del marco de la ley y tenía controles para que no se presentaran situaciones como las de ahora.

El DAS de hoy es una entidad cuyos directores no han gobernado las labores de inteligencia, sino que, desde afuera, lo han hecho oscuros intereses, para satisfacer, no las necesidades de la inteligencia desde el punto de vista oficial, sino las personales de altos funcionarios y servidores del Estado.
 
Cuando se conoció el escándalo, el ministro de Defensa dijo que al DAS había que acabarlo, pero el Presidente dijo que lo que se necesita es una reestructuración. ¿Cuál es la salida?

El Ministro de Defensa dijo exactamente que había que liquidar el DAS y yo creo que eso ya lo logró hace rato el Gobierno con su proceder. Pero el presidente ha salido a decir que no se debe acabar el DAS, y efectivamente no debe hacerlo, porque entonces se acaba la única agencia civil de inteligencia que hay en Colombia, y si se acaba, eso significa que sólo vamos a quedar con la Policía y las Fuerzas Militares haciendo inteligencia, y eso desestabiliza una democracia.

El Presidente dijo que a partir de ahora no hay más salas de interceptación en el DAS, ¿Es una verdadera solución a toda la problemática?

El presidente salió a decir que como el Fiscal suspendió las salas, entonces encomienda esta labor a la Policía. Primero, eso es un fraude procesal del Presidente porque está eludiendo una orden del Fiscal, y segundo, quitarle la inteligencia que está manejando el DAS para que la maneje la Policía, es en cierta forma acabar con el DAS, pues se quita su razón de ser.

¿El DAS va entonces en camino a realizar únicamente labores como entregar certificados judiciales?

Sí, porque el Presiente dice: “no lo cierro, pero le quito su principal función para que la ejerza otro”; eso es acabarlo.

 ¿De esta manera se pueden vulnerar los derechos civiles de los colombianos?

La democracia impone que haya equilibrios, y el equilibrio en materia de inteligencia es que los militares hagan inteligencia en lo suyo, los policías en lo suyo, pero que también participen los civiles; lo que no puede suceder es que solamente lo hagan miembros de la Fuerza Pública.

Usted hizo parte de un comité de reestructuración del DAS, promovido precisamente en el primer gobierno de Uribe Vélez. ¿Qué recomendaciones se hicieron en esa oportunidad? ¿Se cumplieron?

En esa época se le hicieron al Presidente varias recomendaciones. No solamente se le informó de los orígenes de la crisis, porque se le entregaba una cantidad de poderes a un señor Narváez, que había llegado a la dirección del DAS por recomendación de militares, y que fue la persona que, en vez de dedicarse a lo suyo, se puso fue a controlar inteligencia y contrainteligencia.

Además, se hicieron nueve recomendaciones al Gobierno, y la única que se cumplió, más o menos, es la de reducir la actividad de protección que ejerce el DAS en determinadas personas; pero no se cumplieron cosas como que, por ejemplo, la inteligencia y la contrainteligencia dependieran del director; no se cumplió la recomendación de que la agencia fuera fortalecida como una agencia civil; no se ha cumplido el fortalecimiento de la carrera administrativa; entre otras cosas.

Incluso, se hizo una recomendación, que hubiese sido sana hace tres años, que fue cambiarle el nombre, y que se llamara Departamento Administrativo de Inteligencia.

¿Estas recomendaciones siguen siendo aplicables hoy día?

Estas soluciones siguen sirviendo, siempre y cuando en la Casa de Nariño entiendan que tienen que cesar en hacer mal uso de las labores de inteligencia que desarrolla el DAS.

¿Cuál es la intervención urgente que necesita el DAS para que regrese la credibilidad?

Lo que necesita fundamentalmente es que, en primer lugar, nombren un director que tome control de las labores de inteligencia y, en segundo lugar, que se atienda la recomendación de nombrar solamente civiles, porque ese es el sentido del DAS. Un DAS que permita entregar las labores de inteligencia a policías o militares, es lo menos parecido a una agencia civil de inteligencia.

La otra recomendación es que la Casa de Nariño y los funcionarios del Gobierno, entiendan que el DAS no es el bolsillo personal de las averiguaciones que quieran hacer ciertos funcionarios. El DAS es una institución pública que se debe a intereses públicos y no a particulares, ni menos a la labor de una guerra sucia.

El Presidente dice que no sabía de la interceptaciones ilegales, ¿cree que está diciendo la verdad?

No, primero porque estaba advertido con este documento sobre lo que podría estar pasando en el DAS; segundo, porque nadie cree que un Presidente, que en materia de seguridad vigila hasta cuántos revólveres tiene un policía o la munición exacta de un oficial del Ejército, no esté enterado de las labores de inteligencia.

Un presidente que implementó una política de informantes no puede decir ahora que todo fue a sus espaldas. Eso no es cierto.
El presidente de la República debe tener una responsabilidad política en esto. No es verosímil la versión de que no sabía, porque el sí está enterado de todo lo que tiene que ver con seguridad en el país.

No puede haber un régimen de seguridad democrática, donde todo huele a militar, a soldado, a espionaje, a informantes, que cuando estalla un escándalo el Presidente dice que no sabe; eso no lo cree nadie.

¿Usted está entre los chuzados?

 Eso es lo que dice la revista Semana y yo creo que es cierto, no sólo porque al Gobierno le resultan incómodas mis columnas de opinión en diferentes medios de comunicación, sino porque curiosamente también aparece chuzado el doctor César Julio Valencia, que es el magistrado que está enfrentado judicialmente con el Presidente, de quien soy abogado.

¿Tomará medidas judiciales frente al tema?

Esperaré, pero no tengo fe ni en la Procuraduría ni en la Fiscalía. Prefiero acudir a organismos internacionales como en efecto lo estoy haciendo, pues denuncié el caso ante la Junta Interamericana de Derechos Humanos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad