Márquez volvió a dar una cátedra de boxeo y poder con los puños | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
27ºC
Actualizado 01:35 pm

Márquez volvió a dar una cátedra de boxeo y poder con los puños | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-01 14:43:04

Márquez volvió a dar una cátedra de boxeo y poder con los puños

El deporte del boxeo volvió a tener en el púgil mexicano Juan Manuel Márquez al gran protagonista después de ganar por nocáut en el noveno asalto al estadounidense Juan Díaz, al que le dio una gran lección y también le impuso un duro castigo.
Márquez volvió a dar una cátedra de boxeo y poder con los puños

Márquez, de 35 años, que remontó una desventaja en las tarjetas y se sobrepuso a un ataque feroz de Díaz, dijo después de haber noqueado a su rival en el noveno asalto, que siempre confió en la victoria y el poder de su boxeo.

"Sabía que iba a conseguir la victoria y además que mi boxeo no me iba a fallar porque llegue muy preparado a la pelea", declaró Márquez, que unificó tres títulos en el peso ligero. "Cuando cayó dos veces a la lona ya estaba seguro que era el principio del final".

Como siempre su poderosa mano derecha fue la que iba a definir la pelea en menos de un minuto, que fue lo que tardó Márquez en alcanzar a Díaz con los golpes decisivos.

"Mi derecha estuvo demoledora y fue la que me abrió el camino del triunfo porque Díaz primero sintió el corte que le hice en el ojo derecho en el octavo asalto y en el noveno ya estaba afectado por el castigo recibido", explicó Márquez.

El árbitro Rafael Ramos permitió que la pelea continuase, después de ver la segunda caída de Díaz, pero Márquez volvió al ataque y tumbó a Díaz con otra derecha de abajo hacía arriba que iba a ser la definitiva porque el joven, nativo de Houston y padres mexicano, ya no pudo levantarse.

Mientras que Márquez se subía a las cuerdas del cuadrilátero para saludar a los miles de seguidores mexicanos que llegaron al Toyota Center, de Houston, para saludarles y devolverles todo el apoyo que le habían dado.

Como se esperaba y al margen del resultado final de la pelea, ambos púgiles mantuvieron una lucha encarnizada de principio a fin para que fuese el púgil más fuerte y de mayor pegada el que decidiese.

"Nosotros vinimos a trabajar, a ir al contragolpe al centro del cuadrilátero", destacó Márquez. "La pelea iba pareja en los tres primeros asaltos. El quería dominar la pelea con sus combinaciones, pero nosotros lo pudimos sobrellevar".

Sorpresivamente, Márquez anunció que subiría de peso en busca del estadounidense Roger Mayweather alegando que el filipino Manny Pacquiao no quiere concederle un tercer combate.

"En vez de bajar, vamos a subir a buscar a Mayweather", apuntó el mexicano. "No descartamos la tercera pelea de Pacquiao, pero de momento no entramos en sus planes y ellos tampoco en los nuestros más inmediatos".

Márquez dijo que lo importante había sido el tener ya en su poder más títulos mundiales y luego ver como se presenta la mejor pelea y opción de cara al futuro.

"Estoy contento de volver a ser campeón mundial y de demostrar que sigo con todo el poder en mis puños", explicó Márquez. "Pienso que a partir del cuarto y quinto asalto comprendí que la fuerza inicial de mi rival ya había desaparecido y ahí establecí la segunda fase de la estrategia que fue castigarlo con dureza".

Todo le salió perfecto a Márquez, que se quedó con marca de 50-4-1, mientras que Díaz, de 25 años, también comprendió que tiene que dosificar mucho mejor sus energías ante rivales de la potencia y aguante como la del campeón mexicano.

"Creo que llevaba bien la pelea, pero sus golpes al final me restaron fuerza y ahí comenzaron los problemas", explicó Díaz, que quedó con foja de 34-2-1. "He aprendido y ahora tengo que pensar en el futuro con detenimiento".

Mientras que otro púgil nativo de Houston, el peso pluma Ricardo "Rocky" Juárez, también tendrá que pensar sobre su futuro después que sólo pudo empatar en las cartulinas de los tres jueces (114-114) con el campeón indonesio Chirs John, que defendió el título del peso pluma, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Aunque el campeón se impuso en los primeros asaltos, que probó ser decisivo al final de las hostilidades, Juárez terminó los últimos dos giros con fuertes golpes que movieron a John, pero que no fueron suficiente para superar la ventaja e impresionar a los jueces.

Juárez, ex campeón mundial que llegó a la pelea como aspirante y favorito sentimental del público, mayormente mexicano, que llenó el Toyota Center, campo de juego del equipo de baloncesto de la NBA, los Rockets de Houston, quedó su marca en 28-4-1, pero convencido que puede seguir en el boxeo.

"Creo que hice más méritos en el cuadrilátero que mi rival, arriesgue y coloque los mejores golpes, pero los jueces no lo vieron igual y hay que seguir adelante", destacó Juárez. "Todavía no se cuales serán mis planes futuros, pero pienso seguir en el boxeo activo".
 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad