Jue Dic 8 2016
26ºC
Actualizado 11:44 am

Hollywood también debe pedir perdón | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-01 14:57:28

Hollywood también debe pedir perdón

Tras treinta años de conflicto, y animado por el deseo de cambio expresado por el presidente estadounidense, Barack Obama, Irán pretende que hasta Hollywood pida perdón "por sus ofensas e insultos" al pueblo iraní.
Hollywood también debe pedir perdón

Con esta advertencia recibió este fin de semana el asesor de arte del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, a una delegación de directivos, actores, productores y directores llegados a Teherán desde Hollywood para participar en un seminario con colegas iraníes.

"Los responsables cinematográficos iraníes solo podrán reunirse con sus colegas norteamericanos si éstos últimos se disculpan primero por los treinta años de insultos y ofensas", alertó Javad Shamqadri, cineasta y asesor del mandatario iraní.

La exigencia ha causado estupor entre la delegación estadounidense, integrada por figuras importantes de la escena como la actriz Annette Bening, el director y guionista Frank Pierson, el productor William Holber y el presidente de la academia de cine, Sid Ganis.

Algunos de ellos, según han confirmado a Efe fuentes cercanas a la delegación, no entienden que se intente confundir arte y política en una visita privada que tiene como objetivo intercambiar experiencias.

Tres son las películas producidas en Hollywood que según los responsables culturales del régimen de los ayatolá proyectan una imagen negativa y distorsionada del país, su historia y su milenario pueblo.

La polémica cinta "300", dirigida por Zack Snyder, la alabada "The Werestler", que este año permitió a su protagonista, Mickey Rouke, optar al Oscar y "No sin mi hija", la dramática novela llevada a la pantalla en 1991 por Sally Field y Alfred Molina.

En la primera, según Shamqadri, se ofrece una imagen falsa del Ejército iraní como un grupo de "crueles soldados sedientos de sangre" durante la famosa "batalla de las Termópilas", en el siglo V antes de Cristo.

En "The Werstler" se quema una bandera iraní en el ring, mientras que "No sin mi hija" cuanta la historia de una mujer occidental casada con un iraní que trata de escapar del país con su hija.

En todas ellas "el pueblo iraní y nuestra revolución han sido atacados de forma repetida e injustificada por Hollywood", insistió Shamqadri, a quien cita hoy la prensa local.

"Creeremos en la política de cambio del presidente Obama cuando veamos también un cambio en Hollywood, y si Hollywood quiere enmendar su conducta hacia el pueblo iraní y la cultura islámica debe haber una disculpa oficial", apostilló.

A principios de febrero, escasos días después de acceder a la Casa Blanca, el nuevo presidente norteamericano expresó su deseo de abrir una nueva página en las relaciones con Irán si el régimen de los ayatolá "abre el puño".

Estados Unidos e Irán rompieron sus relaciones diplomáticas en abril de 1980 tras el largo asalto de la embajada norteamericana en Teherán y el triunfo de la revolución islámica que derrocó la monarquía del último Sha de Persia, el pro occidental Mohamad Reza Pahlevi.

Sin embargo, las raíces del conflicto entre ambos países se remontan a 1953, año en la que un golpe de estado orquestado y ejecutado por la CIA -e instigado por el Reino Unido- acabó con el Gobierno democrático del nacionalista Mohamad Mossadeg y devolvió el poder absoluto al Sha.

En las últimas semanas, el conservador Mahmud Ahmadineyad ha respondido en reiteradas ocasiones que el cambio debe incluir una disculpa formal de Estados Unidos a Irán "por los crímenes cometidos en el pasado".

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad