Jue 2 de Jul de 2015
25ºC
Actualizado 08:10 pm

¿En casa de herrero, azadón de palo? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

0000-00-00 00:00:00

¿En casa de herrero, azadón de palo?

El particular refrán ‘en casa de herrero, azadón de palo’, suele convertirse en el pan diario de algunas familias cuando contando aún con los recursos, las profesiones, etc, dentro de su núcleo familiar poco las aplican.
¿En casa de herrero, azadón de palo?

Así como está el abogado en una familia con problemas legales, está también el psicólogo que no puede resolver las situaciones que afectan a sus familiares, o la nutricionista en medio de una familia de obesos o anoréxicos.

Quizá usted se haya identificado también en estos casos, de acuerdo a la profesión que ejerce.

Y así como no se aplican los conocimientos dentro de la misma casa, muchas personas piensan que a veces es mejor no recurrir a la familia sino a un extraño para solucionar sus problemas.

¿Por qué se tomará la familia como última opción?
¿Qué pasa dentro del núcleo familiar cuando no se quiere acudir a los profesionales y abordar todo de manera externa?

Algunos casos

Los mejores chefs no cocinan una cena especial en casa, la mujer fisioterapeuta no tiende a dar un masaje a su pareja, si se trata de un administrador de empresas no presta sus servicios para avisarle a su hermano que está a punto de caer en la quiebra.

El licenciado en Educación tiene un hijo que le va pésimo con las matemáticas, pero para ayudarle contrata un profesor.

Este es uno de los panoramas que en materia de oficios y profesiones cae en el refrán ‘en casa de herrero, azadón de palo’.

Un electricista de oficio lleva años sin arreglar la toma de energía, la pintora pocas obras de arte tiene y las que posee están sin terminar o han sido las que no ha podido comercializar.

Lo curioso del caso es que a pesar de las profesiones y de lo que dicen a los demás, les cuesta trabajo aplicar y mejorar su estilo de vida. Existe incoherencia entre lo que hacen y lo que practican en casa.

Según explicó la psicóloga Catalina Valencia, “ellos asumen de manera diferente el espacio del trabajo y el espacio del hogar. En casa empiezan a generarse resistencias, llega el electricista cansado y no quiere revisar las instalaciones, quiere llegar a descansar, etc, esto sucede con muchas profesiones”.

Sin embargo, detrás de estas situaciones está algo más profundo como la falta de diálogo, el acercamiento a la familia, la comunicación.  

LA VOZ DEL EXPERTO
Catalina Valencia / Psicóloga

“En el caso de nosotros como psicólogos, preferimos que nuestros familiares vayan a un buen colega, no podemos involucrarnos en el rol de psicólogos si queremos escuchar a una amiga. Por eso muchas veces ella vuelve con su esposo y él termina detestándonos.

En el caso de los médicos, ellos tienen prohibido participar en la cirugía de los padres o anestesiarlos, por eso existe ese distanciamiento.

No hay estudios que determinen que los psicólogos no generan pautas en sus hijos, o que los profesores no son académicos con sus hijos.

Lo que pienso es que en la vida es mejor definir roles. Saber cuándo tienes el rol de amiga, cuando de psicóloga, de padre, de madre y tan solo acompañar a esa persona en su proceso”.

preguntas y respuestas

Luz Elena de la Rosa Puello
Psicóloga especialista en psicoterapia

 

¿Por qué muchas veces las personas prefieren confiarse a un extraño?
Esta visualización va asociada con el tipo de relaciones que se desarrollan en familia. Cuando prima la desconfianza y el individualismo, falta la unidad familiar y la credibilidad, se opta por obtener ayudas profesionales particulares que no impliquen compromiso y deuda por beneficios.

¿Qué pasa con aquellos que dicen que prefieren negociar o hacer otro tipo de eventos con personas que no sean la familia?
El comportamiento en estos casos puede estar condicionado por causas o experiencias previas, es decir basado en el resultado de un aprendizaje no muy grato en asuntos de negocios con personas de la familia. Las expectativas e intereses que tenga la persona en el proyecto financiero también cuentan, con posibilidades de aumentar el nivel de exigencia en particulares.
El temor a perder dos veces: la familiaridad y sus recursos, es otro factor implícito en asuntos de negocios.

¿Cuenta la falta de objetividad en el momento de buscar apoyo profesional con los familiares?
Los seres humanos somos una compleja mezcla de sentimientos, raciocinio, experiencia y aprendizaje. Todos estos elementos pueden brindar a una persona una percepción de la realidad en un momento específico.  
En estos casos el grado de objetividad estaría determinado por una experiencia similar negativa y restaría objetividad si el juicio es anticipado.

¿Qué tan difícil es aplicar ese consejo que nos da un familiar,  un psicólogo en la familia? ¿Por qué se acude a otro y uno mismo no puede tratar sus problemas?
Los psicólogos son científicos sociales con un objeto de estudio muy importante y delicado: la conducta de los individuos, sus procesos mentales y estados emocionales. La necesidad de emplear la capacidad crítica a todo nivel, la objetividad, el respeto y la confidencialidad como elementos necesarios en su quehacer terapéutico, quedan interferidos por la subjetividad y sentido de pertenencia al círculo familiar.
Otro aspecto en que interfieren los vínculos o familiaridad, es que la persona pueda confiar sin tener por qué temer.

LISTA
Cómo confiar más en la familia

Estas fueran las recomendaciones a seguir por los expertos:

1 No piense que la persona pequeña querrá compartir todo aquello que a usted le gusta de grande. Acérquese a su mundo y no espere hasta la adolescencia para conocer a sus hijos.
2 El diálogo será fundamental. Pero no caiga en el error de creer que el diálogo es una cita para dar regaños.
3 El contacto físico es el mejor aliciente para su familia. Recuerde que la comunicación no es sólo de palabras sino de abrazos, besos, de caricias. Resulta más efectivo no preguntarle a la persona por qué llora sino darle un gran abrazo o acariciarle el cabello.

Publicada por
pbernal@vanguardia.comPAOLA BERNAL LEÓN
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad