Enfermedad de los hijos: ¿Obstáculo para corregirlos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
23ºC
Actualizado 11:52 am

Enfermedad de los hijos: ¿Obstáculo para corregirlos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-02 05:00:00

Enfermedad de los hijos: ¿Obstáculo para corregirlos?

*Milena recuerda el día que nació su hijo *Juan. Desde entonces han pasado cinco años.
Enfermedad de los hijos: ¿Obstáculo para corregirlos?

Para esta madre de familia la felicidad no fue duradera, pues el menor nació en su corazón con una comunicación interauricular, más conocida como soplo patológico, que se produce por el paso de la sangre a través de un vaso arterial de menor calibre.

Ante esta realidad Milena sintió el mundo derrumbado ante sus pies, porque ella pensó que una insuficiencia cardiaca era una limitación para toda la vida. Sin embargo, expertos en el tema le explicaron que no siempre es así.

Desde entonces, la madre de Juan ha vivido preocupada por la salud de su hijo. Aunque es estable, teme que en cualquier momento presente una recaída.

“Trato de no regañarlo o corregirlo porque me da miedo provocarle alguna reacción de mal genio que pueda hacerle daño. Hago lo posible para que esté tranquilo y no se altere”, afirma Milena, al tiempo que reconoce que esto ha hecho de su hijo un niño voluntarioso y rebelde.

“Prefiero eso antes de que un ‘berrinche’ afecte su corazón”, señala.

¿Un niño enfermo del corazón no puede ser corregido por sus progenitores?

De acuerdo con el doctor Walter Mosquera Álvarez, cardiólogo pediatra de la Fundación Cardiovascular de Colombia, “un regaño o reprensión de un padre hacia un hijo que padece una enfermedad cardiaca no incide en absoluto sobre su patología. Desde el punto de vista psicológico posiblemente sí, pero en cuanto a la enfermedad no”, señala.

Con el ánimo de reconocer cómo deben los padres de familia conciliar la salud de su hijo con las pautas de crianza, profesionales y expertos dieron sus puntos de vista.

(*) Nombre modificado por solicitud de la entrevistada

LISTA
Enfermedades crónicas frecuentes en los niños

1 Asma.
2 Diabetes.
3 Sobrepeso.
4 Desnutrición.
5 Trastorno de déficit de atención (Hiperactividad).
6 Afecciones cardíacas

Fantasía o realidad

¿Cómo educar a un niño que padece una enfermedad?
Todo depende de la edad del menor, del tipo de enfermedad que padezca, de las características y síntomas, al igual que de los cuidados especiales que se hacen importantes para el tratamiento. Siempre la enfermedad de un hijo es una situación que genera gran ansiedad y temor en los padres porque, aunque no haya peligro inminente, siempre está la duda de un posible agravamiento.

Manuela Bohórquez, terapeuta de familia, destaca  que el primer paso que deben dar papá y mamá es obtener un conocimiento bastante amplio de la enfermedad con el médico tratante del niño, quien debe asesorarlos sobre las consecuencias físicas, mentales y emocionales que puede implicar.

Esta profesional agrega que no puede desconocerse que para un niño sentirse enfermo, sobretodo cuando se trata de una enfermedad crónica, le produce frustración y tristeza, ya que además de la dolencia física seguramente se verá expuesto a una serie de restricciones en su vida cotidiana que le impiden gozar de los años de la infancia. Enfermedades como diabetes, del corazón, alergias severas y asma, por ejemplo, obligan a los niños a someterse a disciplinas muy estrictas que pueden afectar su autoestima.

“No se trata de malcriar o no a un niño enfermo, sino de que los padres puedan comprender, concienciarse del manejo adecuado y saber en qué momento hay que corregirlos y cómo”, afirma Manuela Bohórquez, al tiempo que agrega que decir no usualmente genera frustración en un niño, aún más si está enfermo por la situación de sensibilidad en la que se encuentra; por lo tanto las reglas para estos casos deben ser pocas pero importantes, con el fin de que atiendan lo fundamental que es la protección.

Con frecuencia, afirma la terapeuta de familia, los padres debido a la angustia tienden a sobreproteger a los niños, lo cual genera mayor fragilidad.
“No es rara la situación en que los niños traten de manipular, ya que en el fondo lo que buscan es un apoyo incondicional. Aquí es donde los padres deben usar una estrategia familiar junto con el concepto médico para poner los límites adecuados”, indica Manuela Bohórquez, terapeuta de familia, quien concluye diciendo que acudir a los especialistas, tanto médicos como psicólogos, ayuda a la familia a encontrar la forma más adecuada del manejo de la enfermedad.

LA VOZ DEL EXPERTO

Beatriz Elena Chona Quintero  / Psicóloga clínica y del dolor, Fundación Cardiovascular de Colombia

“El hecho de que el niño esté con una dificultad médica o vaya a ser sometido a algún procedimiento, no quiere decir que por eso papá y mamá no puedan ejercer su autoridad. Las normas y los límites deben seguir existiendo porque la idea es que el niño no llegue a manipular la situación para hacer todo lo que le plazca. Sin embargo eso no quiere decir que los padres pueden sobrepasarse hasta el punto de golpear e insultar a sus hijos.

Pero la idea es que papá y mamá le exijan, por ejemplo, que no grite, no insulte, no golpee. No caer en el error de pensar que para que el niño se sienta bien deben dejarlo hacer de todo porque ‘pobrecito’. Tampoco es correcto amenazar al niño con el médico: ‘si te comportas mal el médico se pone bravo’. Una enfermedad, más que eso, es un estilo de vida. Se debe aprender a convivir con la enfermedad y no vivir la enfermedad. Por eso es necesario aprender a manejar la situación, la cual no les va a limitar la posibilidad de estudiar, trabajar, participar socialmente, desarrollándose como cualquier ser humano, siempre manteniendo los cuidados.

La tarea, entonces, está en que papá y mamá se informen bien de lo que tiene su hijo, sin pena de preguntar cuantas veces sea necesario para que así sepa qué es lo que tienen que hacer y de qué manera.  Si no queda satisfecho con lo que el médico le explicó o no entendió, no debe darle pena decir ‘no entend풅”.

LISTA
La psicóloga Luz Elena De la Rosa Puello, experta en trastornos psicoafectivos, presenta unas recomendaciones que pueden ayudar a obtener un buen estilo de crianza y reeducación en el niño:

1 Los padres deben dejar la aflicción y compasión a un lado, y ver la realidad de manera lógica y sensata.
2 Promover el cambio de conducta en el niño por medio de frases, elogios, reconocimientos y abrazos. Brindar atención como un estímulo positivo que reforzará la nueva conducta.
3 Reunirse en familia para establecer las normas, los límites y las expectativas que tienen desde su rol de padres.
4 Establecer en el hogar, de forma clara y precisa, los deberes y derechos de cada uno de los integrantes de la familia y exponer la responsabilidad de asumir las consecuencias de los actos cometidos.
5 Aplicar de forma adecuada el afecto y la autoridad. El niño debe aprender que una conducta agresiva de cualquier tipo es inaceptable.
6 Reforzar positivamente cuando se comporte de forma correcta y amable con los demás.

¿Manipulación?

De acuerdo con Carlos Mauricio Peñalosa Pedrosa, psicólogo y especialista en programación neurolingüística, por lo general las enfermedades más severas son de origen psicosomático.

“Casi siempre las enfermedades y en especial en los niños, son una reacción hacia los padres o una manera de llamar la atención hacia ciertas pautas de crianza. Desde mi experiencia clínica encuentro que personas adultas que presentan problemas de tiroides, en su infancia fueron humilladas, por ejemplo”, dice el psicólogo.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad