Padres y maestros: Cada uno tiene su tarea | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 10:40 am

Padres y maestros: Cada uno tiene su tarea | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-02 05:00:00

Padres y maestros: Cada uno tiene su tarea

Otra vez la misma historia. Después de un largo día de trabajo Martha llegó a su casa y se encontró con algo que últimamente se le ha convertido en un serio dolor de cabeza.
Padres y maestros: Cada uno tiene su tarea

Casi todos los días el cuaderno de su hijo viene acompañado de una nota que le informa del mal comportamiento que tuvo el menor durante su jornada académica, que no quiso participar de las actividades, que golpeó a otro compañero o que irrespetó a sus maestros.

Martha dice que constantemente debe asistir a los llamados de los maestros, quienes siempre le piden tomar los correctivos necesarios para que los episodios negativos no vuelvan a presentarse.

“Todos en el colegio ya me conocen porque todas las semanas tengo que ir para algo distinto. Lo que más me molesta es que los maestros me pregunten si yo estoy criando bien a mi hijo, como si toda la culpa la tuviera yo”, señala Martha.

Esta madre de familia agrega que el colegio se limita a enviarle notificaciones pero no toma medidas correctivas para que el niño aprenda en el momento.

“Me parece muy bien que me informen del comportamiento de mi hijo, pero también sería bueno que me dijeran qué medidas tomaron para mejorar la situación”, comenta.

Ante casos como el de Martha surgen diversos interrogantes. Más allá de enseñar los contenidos de las asignaturas ¿Cuál debe ser la labor de los maestros con sus estudiantes?, ¿Qué parte debe ser exclusiva de los padres de familia?

Con el objetivo de responder éstas y más preguntas, Vanguardia Liberal consultó a profesionales y expertos en el tema.

¿En qué consiste?

 

La labor formativa y pedagógica de una institución debe darse de una forma integral. Se debe tener en cuenta que al hablar de la formación del niño y joven como ser humano, se está hablando de un todo. No se podría hablar de estos dos aspectos de una forma individual.

Así lo reconoce María Victoria Pimiento, especialista en pedagogía y semiótica de lengua materna, quien señala que las instituciones educativas deben formar para la vida, para un hoy y un mañana.

“La formación en valores se da en casa y en familia, y la institución educativa sólo fortalece esta formación. Definitivamente la familia es la responsable de la formación en valores de sus hijos”, dice la maestra, al tiempo que agrega que desde su experiencia siempre le destaca a los padres de familia que no deben olvidar que los maestros y las instituciones educativas son ‘accidentes’ en la vida de sus hijos. “Hoy están aquí, mañana talvez no, en cambio los padres siempre estarán orientando la vida de sus hijos y trabajando en su formación”, declara.  

María Victoria Pimiento continúa diciendo que la institución educativa proporciona a los estudiantes algunos conocimientos que se deben reforzar y compartir en casa para que sean significativos. La labor en la formación de los niños y jóvenes es de un equipo: padres y maestros.

A los padres de familia, agrega, se deben citar al colegio para felicitarlos por los logros de sus hijos. También se deben citar cuando se ha observado alguna dificultad en la cual se necesite un trabajo de casa y colegio para lograr su superación.

¿Y los colegios qué?

María Victoria Pimiento especialista en pedagogía y semiótica de lengua materna, señala que frente a una situación que deje ver un comportamiento no adecuado, el colegio debe iniciar un trabajo de investigación frente a ese caso y trabajar en equipo con la familia para alcanzar los cambios necesarios.
“No podemos olvidar que cuando se presentan casos especiales de comportamientos siempre existen motivos de fondo que los han generado. Tal es el caso de los conflictos familiares que se viven, trastornos de comportamientos, desequilibrios emocionales, entre otros.

Es ahí donde la institución educativa, después de hacer un excelente trabajo de seguimiento, puede exigirle al padre de familia su total colaboración frente a la dificultad que se vive”, dice la maestra.

preguntas y respuestas
Responde José de Jesús Meléndez, maestro de matemáticas del colegio Inem.

1. ¿Para qué enviarles notas a los padres de familia?
“La notificación a padres de familia se hace como parte de un debido proceso en el registro disciplinario del estudiante y además con la finalidad de encontrar en el padre y madre de familia un apoyo a la labor formativa de su hijo”.   

2. ¿Cuándo es necesario llamar a los padres?
“Cuando se han agotado estrategias y medios de persuasión sobre una conducta negativa por parte del estudiante y él no responde a los compromisos adquiridos reincidiendo en la falta”.  

3. Muchos padres de familia se quejan porque reciben notas que hablan del mal comportamiento o rendimiento de sus hijos pero la labor de los colegios se queda en emitir esas notas y no hacen nada más ¿Qué opina?
“Es posible que esto suceda en algunos casos, pero pienso que no es el común proceder. Madres y padres deben entender que la labor educativa no puede descargarse únicamente en el maestro. La mayor motivación que un hijo puede recibir es el interés que sus padres muestren por sus problemas, esa es la mejor forma de hacerlo sentir importante, de elevar su ego y su autoestima”.  

Excelente complemento

De acuerdo con Lucy Garnica Mayorga, psicóloga especialista en pedagogía y semiótica, y maestra de Fundación Colegio UIS, “La tarea del maestro debe ir de la mano con los padres de familia, pues son el mejor aliado y apoyo. Por eso se requiere que ellos tengan el mejor compromiso y disponibilidad para trabajar por su hijo.

Esa relación ‘colegio – casa’ exige una retroalimentación permanente con el fin de que cada uno sepa qué pasa en cada lado. En el caso de los colegios, es bueno enviar una nota semanal a los padres, en la que se les reporte lo que pasa con su hijo. Sin embargo, es importante tener precaución con esos comunicados porque para muchas familias la solución está en la violencia y los golpes”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Colegio y familia

libardo reyes díaz
Orientador familiar – Rector Gimnasio Saucará

“Papá y mamá son los primeros y principales educadores de sus hijos. El colegio debe participar en el proyecto educativo de cada familia, haciendo una tarea de colaboración y apoyo a los proyectos por ella planteados, reforzar los buenos hábitos creados en el ambiente familiar y consolidar una persona integral, a través del trabajo en equipo con la familia.

El proceso de formación de niños y niñas no debe limitarse a la academia, sino a la procura en unión con la familia de una formación integral de los hijos. Lo que se trabaja en casa se debe reforzar en el colegio y viceversa.

El colegio no debe llamar a los padres, el colegio debe compartir con ellos el trabajo de formación que está haciendo con sus hijos y buscar los medios para conocer a su familia.

A cambio de ese sistema que aplican los maestros, de enviarles notificaciones a los padres, reportando el mal comportamiento y rendimiento de los estudiantes, es mejor propiciar encuentros periódicos de cada mes o cada dos meses entre profesores y padres de familia para elaborar proyectos educativos con sus hijos y plantear metas de mejoramiento a corto y mediano plazo, a fin de lograr seguimiento y resultados de cambio positivos.

Los colegios deben estar atentos a formar en el estudiante el criterio, tener pautas muy claras, normas muy precisas y justificadas, procurar que vaya asimilando la filosofía de cada institución, sus principios, la responsabilidad por sus labores educativas.

No se debe perder de vista que son seres humanos en permanente formación y es el compromiso de los padres de familia y de sus educadores en el colegio, establecerles unas normas claras, con principios y valores, en un acompañamiento permanente desde el inicio de su vida, que les permita crecer como personas valiosas para la sociedad y felices para la vida”.

LISTA
Su presencia es importante

De acuerdo con Diana María Tovar Osorio, maestra de la Escuela Normal Superior, es necesario llamar a los padres:

1 Cuando se evidencian deficiencias académicas y comportamentales de sus hijos.
2 En caso de conciliación o uso del derecho de defensa, para que los representen y los acompañen, con lo cual se respeta el debido proceso.
3 Cuando se requiere brindarles asesoría y orientación en la formación de sus hijos y para notificarles la sanción impuesta a los mismos. En caso de reincidencia de acciones inapropiadas o conductas inadecuadas que afecten la buena marcha institucional y el bienestar de algún miembro de la comunidad educativa.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad